Primeras impresiones del modo campaña de Battleborn

Hero shooter.

Lo más fácil para Gearbox, teniendo en cuenta el tipo de juego que es Battleborn, era centrarse única y exclusivamente en los diferentes modos competitivos que forman parte de su propuesta. No será el caso: su peculiar hero shooter, en el que se mezclan mecánicas de FPS puro y duro con elementos de rol y de MOBA, también tendrá un interesante y entretenidísimo modo basado en narrativa, algo que pudimos descubrir hace unas semanas en las oficinas de 2K Games en Windsor, un pequeño pueblo situado a veinte millas de Londres.

El modo historia se estructura en episodios (la primera temporada, incluida en el juego base, se compone de un prólogo y ocho capítulos) y se puede jugar tanto en solitario como de forma cooperativa con otros cuatro jugadores a través de internet. Aquí llega la primera sorpresa agradable: Gearbox ha incluido una opción de pantalla partida que, aunque limitada a dos jugadores, satisfará a ese público que todavía juega con un amigo en un sofá y en el mismo televisor. Sobre la duración, los dos niveles que probamos se completaban en unos cincuenta minutos aproximadamente, y en un principio el resto debería tener una extensión similar.

Su función, tal y como nos reconocieron sus desarrolladores en el último evento hands-on, es doble. Por un lado te permite descubrir los diferentes sistemas en los que se basa el diseño jugable, puesto que todos los que aparecen en el multijugador, como el sistema Helix de subida de niveles, están presentes también en este modo, y al mismo tiempo es una buena forma de ir entrenando con los diferentes personajes para experimentar con sus habilidades y particularidades. Por el otro, sirve para dar a conocer la historia detrás de la lucha por la última estrella, así como el lore que impregna también a los diferentes modos competitivos.

En cualquier caso, el modo historia se sustenta por si solo. La herencia de Borderlands en el mismo resulta más que evidente, tanto por algunas mecánicas, como por el gran tamaño de los mapas y lo gamberro de sus carismáticos jefes finales. Y no son pocos: cada episodio de la historia suele ser una sucesión de encargos (ve a tal punto del mapa y límpialo de enemigos, busca este objeto, activa estos portales, etc.) intercalados con combates contra pequeños ejércitos y jefes bastante poderosos y variados, perfectos para poner a prueba nuestra habilidad y el trabajo con el resto del equipo, en el caso que hayamos optado por jugar en cooperativo.

Dejando de lado la gracia que tienen las diferentes combinaciones de personajes, que producen variaciones sustanciales en el devenir de las misiones, uno de los conceptos más interesantes de este modo es el de las vidas conjuntas. La idea es, básicamente, que podemos morir un número determinado de veces antes de que aparezca la pantalla de Game Over, pero que esa cifra se comparte con el resto de jugadores. Esto te anima, ni que sea de forma subconsciente, a tratar de jugar lo mejor posible para no ser un lastre, aunque también tiene el peligro de poder acabar siendo frustrante si tienes a un manco en el equipo. No es algo que me preocupe demasiado, de todas formas, porque las partidas resultan ser francamente divertidas.

Pequeñas dudas aparte, con el modo historia se confirma el mimo que ha puesto Gearbox en un juego que inicialmente parecía un plato secundario al lado de Borderlands, pero que poco a poco se ha ido revelando como un título muy prometedor y completo. Sus credenciales en términos competitivos ya quedaron más que demostradas cuando probamos el modo Incursión, pero ahora sabemos también que el componente para el juego individual y cooperativo estará a la altura. Apuntadlo en vuestra lista de juegos a seguir de cerca, porque cada vez tenemos más claro que Battleborn puede ser una de las grandes sorpresas del próximo mes de mayo.

Este artículo se ha escrito tras asistir a una demostración hands-on de Battleborn en Londres, en la que los gastos de viaje y alojamiento fueron cubiertos por 2K Games.

Ir a los comentarios (0)

Acerca del autor

Josep Maria Sempere

Josep Maria Sempere

Subdirector

Josep Maria es subdirector y fundador de Eurogamer España y el máximo responsable del día a día de su línea editorial y de contenidos. Ama el punk-rock, el cine palomitero de Hollywood, los simuladores de submarinos, la sci-fi, los cacharros de Apple y la década de los 80. Puedes leerlo también en BFG9000, en su Twitter (@kr3at0r) o escucharlo en el podcast Ocho sobre Diez.

Contenido relacionado

Pokémon Home detalla precio y funciones

También habrá un plan gratuito.

Anunciados los Games With Gold de febrero

¡Call of Cthulhu! ¡Star Wars Battlefront (2005)! ¡Más!

También en Eurogamer...

Anunciados los Games With Gold de febrero

¡Call of Cthulhu! ¡Star Wars Battlefront (2005)! ¡Más!

Pokémon Home detalla precio y funciones

También habrá un plan gratuito.

Comentarios (0)

Ya no se pueden publicar más comentarios. ¡Gracias por tu aportación!

Ocultar los comentarios con baja puntuación
Orden
Hilos