Primero, las malas noticias: Yooka-Laylee no se publicará este año. En vez de llegar en octubre, tal y como estaba previsto, los desarrolladores británicos de Playtonic han decidido retrasar su carta de amor a los juegos de plataformas clásicos de Rare hasta el primer trimestre de 2017. En otras palabras, tendremos que esperar hasta una fecha todavía por definir entre principios de enero y finales de marzo.

La decisión de retrasarlo se tomó hace apenas un par de semanas, según nos explicó la gente de Playtonic. Este tiempo extra de desarrollo permitirá mejorar el juego, dicen, pese a que podrían haber lanzado el juego en octubre. Es una pena, pero tras esperar pacientemente durante una década para jugar a un buen juego de plataformas al estilo Rare tampoco viene de unos pocos meses más.

Pasemos, entonces, a las buenas noticias. Para empezar, Yooka-Laylee tiene un aspecto estupendo; Playtonic publicó unas cuantas capturas de pantalla la semana pasada, y en ellas ya se puede ver el aspecto definitivo del juego. En movimiento, como cabía esperar, es aún más bonito.

1

Ha pasado bastante tiempo desde que vimos el juego por última vez, y esta espera ha sido intencionada. En vez de hablar del progreso del equipo de desarrollo, Playtonic viajará al E3 con una espectacular demo que poco tiene que ver con la colorista pero simple build inicial de 2015.

Conocí por primera vez a la gente de Playtonic en primavera del año pasado, en su oficina de Leicestershire. Por aquel entonces todo el equipo trabajaba en una sala del tamaño de un garaje, y Yooka-Kaylee apenas funcionaba. Sus personajes ya tenían carisma, pero al mundo le faltaba encanto. El juego cambió poco en términos visuales cuando volví a verlo unos meses después, en el E3 2015, sentado en una alfombra en la parte de atrás del stand de otra compañía.

Desde entonces todo ha estado muy calmado. Tras bambalinas, sin embargo, Playtonic ha contratado a doce desarrolladores más (la mayoría de los cuales son ex-Rare) y el juego ha empezado a tomar forma. Esa forma es ahora inconfundible: Yooka-Laylee es un juego de plataformas al estilo Rare de cabo a rabo, desde ese enemigo con ojos brillantes que puede meterse en objetos como cajas hasta el vendedor Trowzer, una serpiente con pantalones.

Como cabía esperar, hay montones de coleccionables. Los Pagies se utilizan para desbloquear nuevos mundos o añadir nuevas zonas a los que ya has visitado anteriormente. Los fantasmas desbloquean actividades especiales. Los tónicos son modificadores que alteran la jugabilidad o añaden opciones estéticas. Los dinosaurios Rextro Sixtyfourus desbloquean minijuegos arcade retro. ¿Has visto una mariposa en el nivel? Trágatela con tu lengua de lagarto para rellenar la barra de movimientos especiales. Y también hay power-ups con forma de frambuesa que otorgan a Yooka poderes con fuego, hielo o agua.

2

Hablemos de esto último. Desbloquear nuevas áreas de los niveles puede añadir una sección extra de plataformas, y en ese nuevo espacio habrá nuevos retos, nuevos personajes con tareas para cumplir y aún más Pagies a encontrar. Esto no solo hace que vuelvas incluso a las primeras zonas del juego, sino que también logra que estos espacios mejoren a medida que tú mismo lo haces. Las frambuesas, por cierto, no solo te permiten vencer a determinados tipos de enemigo o completar puzzles que necesitan un determinado elemento, sino que también cambian el escenario, casi como si fuesen una expansión del propio nivel.

Si trepas hasta la parte más alta de una de las zonas ampliadas del primer mundo del juego, por ejemplo, te encontrarás con una gran nube llamada Nimbus. Si utilizas una frambuesa de agua puedes llenarla de líquido hasta que haga llover, llenando de agua un cañón y desbloqueando una nueva sección, en esta ocasión submarina. Viaja otra vez a ese punto y utiliza la frambuesa de hielo... esa zona inundada se helará y desbloqueará una carrera sobre hielo.

También tuve la oportunidad de echar un vistazo a Hivory Towers, la base del villano (Capital B). Es una especie de mazmorra, cuyas tuberías se extienden hasta el soleado hogar de Yooka y Laylee. Para Playtonic, un estudio indie formado por ex-trabajadores de Rare que huyeron de la gestión de Microsoft, que una malvada corporación sea la antagonista tiene mucho sentido. Cuando les señalo esta conexión rechazan cualquier parecido con la vida real, pese a que de esas tuberías de neón emana un vapor con un color verde muy a lo Xbox.

3

Todo lo que he visto apunta a un juego que los fans de Rare adorarán. Es delicioso y muy de su época, con textos de tamaño gigante, carteles que hablan y ojos en todas partes. Aquellos que apuesten por él encontrarán exactamente lo que buscan, pese a que habrá que esperar un poco más para el lanzamiento definitivo de Yooka-Laylee.

"Trabajé en Rare durante veinte años", me explicaba el director técnico de arte de Playtonic, Mark Stevenson, "y me encantaría que dentro de veinte años la gente dijese lo mismo de Playtonic que dicen ahora de Rare. Lanzaremos el juego cuando esté listo y pulido".

"Yooka-Laylee se ha hecho para los fans", añade el guionista Andy Robinson. "Aparte del dinero, que nos ha permitido hacer un gran juego, su confianza nos permite dedicarle un par de meses más. Sabemos que algunos usuarios se sentirán decepcionados, desde luego, pero lo que leo a la mayoría de nuestros fans es 'tomaos vuestro tiempo y hacedlo bien'".

Traducción por Josep Maria Sempere.

Acerca del autor

Tom Phillips

Tom Phillips

News Editor

Tom is Eurogamer's news editor. He writes lots of news, some of the puns and all the stealth Destiny articles.