And Yet It Moves • Página 2

Plataformas 2.0

La música es correcta; está basada en ritmos de percusión, con algunas melodías más frenéticas en momentos clave. Los efectos de sonido, si bien no tienen mucho trabajo que hacer, cumplen a la perfección. Nada que objetar en este apartado, que suele rallar el notable alto en la mayoría de juegos de este estilo.

Hay que decir que, aunque es sencillísimo de jugar, no es tan fácil acostumbrarse a las teclas, pues más de una vez rotaréis en el sentido contrario. Y eso puede conllevar consecuencias nefastas... Porque gran parte del juego se basa en la física. Al saltar y rotar el mundo, nuestro personaje conservará la inercia, y por tanto, tenderá a seguir en la misma dirección si no lo remediamos.

Debido a esto, si nos dedicamos a rotar el mundo sin parar (por ejemplo, tras habernos equivocado de sentido y tratando de solucionarlo) el personaje irá ganando velocidad, hasta que lo soltemos y se estrelle contra el suelo a toda velocidad. El límite entre la vida y la muerte en este juego lo pone esta física realista: caer muy rápido, chocar contra una pared a gran velocidad, ser aplastado por objetos o por elementos del escenario que interseccionan serán causas de muerte comunes, además de los mentados recortes de papel. Al morir el personaje se partirá en trozos, de una forma que me gusta denominar "friendly gore" ya que, aún sin haber ni una gota de sangre, es bastante bestia ver cómo explota el personaje tras caer 100 metros o tras chocarse contra un muro.

3
Vigilad las caídas si no queréis acabar como él.

Volviendo al paralelismo con Braid, And Yet It Moves se centra mucho menos en los puzzles para apostar por un estilo de juego más plataformero. Las fases son largas y están llenas de saltos y otros desafíos que por lo general no requerirán razonar demasiado, salvo contadas excepciones.

Encontraremos situaciones en forma de puzzle cuando nos topemos con jefes (unas raíces, un mono, un panal de abejas, etc.) o en otros casos, como cuando al activar un checkpoint se muestra un laberinto simétrico en el que debemos llevar nuestro personaje hasta el final, mientras nuestro "inverso" (un muñeco de color negro que se mueve a nuestra inversa y comienza en ese final) hace lo propio hasta el principio. En cualquier caso, son un reto pero rara vez nos darán problemas. También cuenta con una lista de logros, para los más fanáticos de ese invento de Satanás.

And Yet It Moves se encuentra en Steam por 12,99 euros. Tal vez su apariencia de juego-indie-simplón eche para atrás, pero quien le quiera dar una oportunidad verá que es un juego con mucha salsa, muy entretenido y muy único. Tenéis la demo para comprobarlo, aunque he de decir que los primeros niveles no son los mejores. Los desarroladores, BrokenRules, son un pequeño grupo de apenas cinco personas salidos de la universidad de Viena, que juntando ayudas se las apañaron para sacar esto adelante. Siendo este su primer trabajo, servidor se quita el sombrero.

8 /10

Leer nuestra política para análisis

Ir a los comentarios (4)

Acerca del autor

Gerard Torres

Gerard Torres

Colaborador

Gerard es nuestro experto en juegos de lucha y MMORPGs.

Contenido relacionado

También en Eurogamer...

Comentarios (4)

Ya no se pueden publicar más comentarios. ¡Gracias por tu aportación!

Ocultar los comentarios con baja puntuación
Orden
Hilos