Análisis técnico de Xbox Project Scorpio

Ocho núcleos CPU, 320GB/s de ancho de banda, seis teraflops de GPU... ¿cómo lo han hecho?

"Eliminar barreras... Innovación y la última tecnología... queremos ofrecer la consola más potente del mundo... el procesador gráfico más potente que se ha incluido en una consola... la resolución más alta... el mejor frame-rate... podemos renderizar a 60Hz... renderizar píxeles de calidad sin comprimir... el verdadero 4K..."

La presentación de Project Scorpio en la conferencia de Microsoft de este E3 es simple y llana. Aunque algunas descripciones suenan un tanto forzadas y son algo risibles (¿píxeles sin comprimir?), Microsoft quiere recuperar el control del salto tecnológico con un soplo de aire fresco en forma de nueva consola. Lo que estamos viendo es un ambicioso salto y un distanciamiento de PlayStation 4K Neo en términos tecnológicos, con Microsoft usando las partes más novedosas disponibles por su socio, AMD - tecnología que todavía tiene que aplicarse en su totalidad en PC.

Hay suficiente información, eso sí, como para hacernos una idea de lo que Scorpio ofrecerá, y si, en realidad, puede llegar a cumplir sus promesas.

Así anunció Microsoft ayer mismo Project Scorpio en el E3.

PS4 PS4K Neo Xbox One Project Scorpio
CPU Ocho núcleos Jaguar a 1.6GHz Ocho núcleos Jaguar a 2.1GHz Ocho núcleos Jaguar a 1.75GHz Ocho núcleos, especulación: Jaguar or equivalente
GPU 18 unidades de computación Radeon GCN a 800MHz 36 unidades de computación GCN mejoradas a 911MHz 12 unidades de computación GCN a c853MHz Especulación: 56/60 unidades de computación GCN a 800-850MHz
Memoria 8GB GDDR5 a 176GB/s 8GB GDDR5 a 218GB/s 8GB DDR3 a 68GB/s y 32MB ESRAM a un máximo de 218GB/s Alrededor de un ancho de banda de 320GB/s - especulación: 12GB de GDDR5

GPU: Mucho más rápida que PlayStation Neo

Primero hablemos de la GPU, la característica de la que Microsoft está más orgullosa. Los rumoreados seis TFLOPs de procesamiento se confirman, superando los 4,2TF de PlayStation Neo por bastante margen. Es un cuarenta por ciento más rápida, lo que recuerda la ventaja que PS4 tenía sobre Xbox One.

Sabemos que Sony ha logrado su objetivo de rendimiento - es casi seguro que usa el núcleo gráfico AMD Polaris 10, usando 36 unidades de computación GCN a 911MHz. Esencialmente, es una versión con downclock de la Radeon RX 480 - la inminente GPU de AMD a 199 dólares enfocada al jugador mainstream y al mismo tiempo ofreciendo un buen nivel de entrada para la realidad virtual. Podemos estar bastante seguros de que esta GPU es una versión recortada del producto que está todavía por ver, con bastante probabilidad con 40 unidades de computación. Dejando una parte de las unidades desactivadas, se pueden usar los chips imperfectos de la línea de producción - es una táctica usada tanto en PS4 como en Xbox One, que tienen dos unidades de computación offline en el silicio.

No obstante, basándonos en las especificaciones diferenciales entre Neo y Scorpio, es improbable que la nueva consola de Microsoft use Polaris. 40 unidades de computación necesitarían un potente overclock para alcanzar los 6TF. Teniendo eso en cuenta, nosotros apostamos por una versión downclockeada de la tecnología Vega de AMD.

Gracias a que un ingeniero de AMD posteó sin mucho acierto para él especificaciones de Vega en su perfil de LinkedIn (!) sabemos que el procesador en todo su esplendor cuenta con 64 unidades de computación. Teniendo en cuenta que hay una rebaja hasta las 56 unidades (como en la Radeon R9 Fury), una velocidad de reloj entre los 830-850MHz parece bastante probable. Por otro lado, y quizá lo más seguro, podríamos ver 60 unidades de computación a 800MHz. Ambas representan un incremento significativo respecto a PlayStation 4K Neo, mientras que el incremento en bruto del rendimiento respecto a PS4 y Xbox One es, lógicamente, mucho mayor.

roadmap
Sabemos que Polaris 10 está en Neo, y es bastante probable que Scorpio cuente con una versión recortada de Vega.

Memoria: ¿12GB de GDDR5?

Microsoft también ofreció algunas cifras sobre el ancho de banda, asegurando que Scorpio cuenta con 320GB/s. Eso nos da un par de datos interesantes. Primero, es casi seguro que el experimento de la ESRAM de Xbox One sea ya algo del pasado - Microsoft seguirá el acercamiento iniciado por Sony usando una única piscina unificada de memoria basándose en la tecnología RAM de PC. Cuál será esa tecnología es algo que está por ver; ¿podría ser la G5X más rápida que la GTX 1080 de Nvidia?

La cifra de los 320GB/s puede alcanzarse con 8GB de G5X usando un bus de 256 bits, o alternativamente podría usarse una interfaz de 384 bits junto con 12GB de GDDR5. Y aquí es donde los estilizados renderizados de la placa base de Scorpio demuestran ser bastante útiles, ya que podemos contar la cantidad de módulos de memoria en la placa - hay 12 chips de memoria, confirmando el uso de la tecnología de la actual generación, y no la HBM2 que esperábamos ver en Vega en la Titan de Nvidia. Eso también parece sugerir que Scorpio tendrá otra gran ventaja frente a PlayStation 4K Neo - no solo los 100GB/s adicionales de ancho de banda, sino también 4GB adicionales de RAM.

Y eso es algo bueno para Microsoft en su objetivo por alcanzar una experiencia 4K que valga la pena - PlayStation Neo solo ofrece unos adicionales 512MB de RAM para los desarrolladores comparada con la PS4 original, lo que significa que hay un espacio limitado para las texturas de mayor resolución. Scorpio no sólo ofrecería mayores resoluciones, sino que también habría más espacio para texturas más detalladas. La única pregunta es cómo de rápido puede llenarse esa RAM - teniendo en cuenta que se siguen usando los discos duros de 5400rpm, llevaría mucho tiempo ocupar totalmente 12GB. Por otro lado, hemos oído de algunos desarrolladores que los 8GB de memoria de PlayStation Neo no son suficientes para sacarle el máximo partido al 4K.

ram
La orientación de los módulos de memoria alrededor del procesador principal sugieren sin mucha duda que hay 12 chips DRAM, indicando un bus de memoria de 384 bit conectado a 12GB de GDDR5.

CPU: Ocho núcleos, ¿pero qué son?

Microsoft no dedicó mucho tiempo a hablar de la tecnología CPU de Scorpio, y siendo un poco cínicos, sugerimos que es porque no va a suponer una mejora considerable respecto a Xbox One. Sólo se mostró una especificación: que Scorpio tendría ocho núcleos CPU, lo que la deja a la par con la actual Xbox One, PS4 y, en efecto, PS4K Neo.

Hay dos tecnologías CPU que, teóricamente, encajarían con Microsoft - los actuales núcleos Jaguar (o quizá una versión más moderna), o la inminente tecnología Zen de AMD. Sopesando las probabilidades, apostamos por que es improbable que sea Zen - si lo fuera, esperamos que Microsoft haya sacado un partido mucho mayor. Pero por otro lado, lo que sabemos de la tecnología de ocho núcleos de Zen es que es un procesador de escritorio de lujo que probablemente necesita una gran parte de silicio. Integrar eso en un núcleo de GPU que ya de por sí es grande parece demasiado ambicioso.

Teniendo eso en cuenta, esperamos que la disparidad entre la potencia de la CPU y la GPU en las consolas crezca incluso más, y la importancia de DX12 y GPGPU se vuelve incluso más importante - más tareas tradicionalmente asociadas con la CPU podrían apartarse al hardware gráfico. Dando por hecho que Scorpio está usando todavía los núcleos CPU de AMD más orientados a móviles, deberíamos al menos esperar unas velocidades de reloj más altas - los núcleos de PlayStation Neo corren a 2,1GHz, comprados con los 1,6GHz vistos en PS4.

mobo
Es probable que Scorpio cuenta con la nueva tecnología Zen de AMD. Pero aquí sólo vemos un bloque de procesador. Combinar una CPU de última tecnología con una GPU de última tecnología en un simple pedazo de silicio sería enormemente caro, y necesitaría una mejor solución para disipar el calor que la que vimos en el tráiler anuncio de Microsoft.

¿Puede Project Scorpio cumplir sus promesas con la realidad virtual y el 4K?

Basándonos en la tecnología AMD Radeon existente, las conclusiones son que 6TF de potencia GPU no son suficientes para ofrecer una experiencia 4K convincente. La R9 390X de AMD ofrece alrededor de 5,9TF y las pasa canutas para correr la resolución 4K a 30fps en títulos actuales en PC. Visto eso, podemos asumir que el movimiento hacia la arquitectura GCN next-gen ofrecería mejoras en la eficiencia, pero es complicado creer que sea suficiente para convertir una GPU del nivel de la 390x en algo equivalente a la Radeon R9 Fury X (8,4TF).

Pero debe decirse que hemos visto a desarrolladores empezar a sacar más de Xbox One y de PS4 que de piezas para PC equivalentes - algo que se puede ver en las demos del E3 de Gears of War 4 y Forza Horizon 3, que están, hay que apuntarlo, corriendo en un hardware equivalente a las gráficas R7 360 de cien euros de AMD. Así que, quizá, sí que empezaremos a ver títulos a 4K nativos.

No obstante es igual de probable que se trate de reescalado, y aunque no es el auténtico 4K prometido, puede producir grandes resultados. Por ejemplo, usando Fury X en PC, podemos correr Star Wars Battlefront con salida 4K con una escala de resolución del 85 por ciento. Además de eso, podríamos incrementar la calidad de las especificaciones respecto a sus equivalentes de consola - y el resultado final parece fenomenal. También hemos visto resultados excelentes de un reescalado directo de 3200x1800 a 4K. En términos de realidad virtual, no debería ser un problema. Una GPU Radeon de 6TF sobrepasa sin problemas las R9 290 y GTX 970 sugeridas para la realidad virtual en PCs.

Dando por hecho que Scorpio puede ofrecer niveles de rendimiento de Fury X, el 4K podría estar fuera del alcance de muchos juegos, pero como hemos visto en juegos como Battlefront - probado aquí - podemos toquetear las especificaciones y añadir algunos reescalados para conseguir muy buenos resultados.

¿Y dónde deja todo esto a PlayStation 4K Neo?

Es un remarcable giro de los acontecimientos. Buena parte del éxito de PlayStation 4 ha tenido que ver con la ventaja de sus especificaciones frente a Xbox One y un foco puesto en el jugador hardcore. La ventaja tecnológica de Sony desaparecerá con la siguiente oleada de hardware - sabemos además que no es compatible con una auténtica resolución 4K en los juegos más punteros, porque hemos visto documentos internos que acreditan las estrategias de reescalado de Sony para el 4K (más sobre eso pronto). También es poco factible para Sony producir una revisión de Neo radical - el silicio ya se ha diseñado, y los kits de desarrollo ya se han enviado. Igualar a Scorpio implicaría hacer borrón y cuenta nueva del actual procesador de Neo.

La única opción disponible para Sony es la ruta que Microsoft eligió para Xbox One frente a las mayores especificaciones de PS4 - overclockear el procesador. Podría acercar un poco más a Neo al objetivo de Scorpio, pero alcanzar los 6TF es algo inviable: Sony necesitaría 40 unidades de computación Polaris 10 a 1,2GHz para lograr ese nivel. Y eso no solucionaría el déficit de ancho de banda de 100GB/s o el bache de 4GB de memoria que, sospechamos, separará a Neo de Scorpio.

Pero ahí está el elefante en la habitación: el precio. La propuesta de Microsoft a AMD para producir este diseño semipersonalizado parece bastante lógica: crear la consola más potente posible. La GPU es más potente y va a ser mayor, lo que significa que va a ser más caro producirla. Por otro lado, teniendo en cuenta que estamos en lo correcto con lo de los 4GB adicionales de memoria, eso tampoco va a ser barato - cuando atendimos al evento de AMD en Munich para el lanzamiento de Fury X y la serie Radeon 300, nos dijeron que añadir 4GB adicionales de GDDR5 a las R9 390/390X costaría alrededor de 30 dólares por unidad. Para que nos entendamos, no nos extrañaría nada que Scorpio costara significativamente más que Neo - puede que incluso cien dólares más.

Pero Sony, sin duda, va a ejercer presión, particularmente debido a que su siguiente consola está orientada al jugador de toda la vida, que quiere lo mejor de lo mejor. Si Neo se lanza este año, tendrá cierta ventaja frente a Scorpio. No obstante, si finalmente se va a marzo de 2017, puede que muchos consideren esperar hasta que aparezca Scorpio - especialmente porque el nuevo hardware pormete ofrecer una mejora tecnológica más impresionante y tangible sobre la establecida PlayStation 4.

Traducción por Borja Pavón.

Ir a los comentarios (36)

Acerca del autor

Richard Leadbetter

Richard Leadbetter

Technology Editor, Digital Foundry

Rich has been a games journalist since the days of 16-bit and specialises in technical analysis. He's commonly known around Eurogamer as the Blacksmith of the Future.

Contenido relacionado

También en Eurogamer...

El Kickstarter de Book of Hours se abrirá en septiembre

Lo nuevo de los creadores de Cultist Simulator.

Nuevo trailer de Yooka-Laylee and the Impossible Lair

Un vistazo a la manera de alterar los niveles.

Frank Pearce, co-fundador de Blizzard, abandona la compañía tras 28 años

"Ha llegado la hora de pasar la antorcha a la próxima generación de líderes."

Comentarios (36)

Ya no se pueden publicar más comentarios. ¡Gracias por tu aportación!

Ocultar los comentarios con baja puntuación
Orden
Hilos