Activision inicia una agresiva oleada de despidos en Raven Software

Pese a que el juego en el que trabajan sigue generando pingües beneficios.

Activision ha iniciado una agresiva oleada de despidos en el estudio Raven Software.

Raven colaboró en el desarrollo de Call of Duty: Black Ops Cold War y sigue trabajando actualmente en el popular Call of Duty: Warzone. En los últimos datos publicados por la firma de análisis SuperData se explicaba que los títulos en los que trabaja Raven habían generado ingresos por valor de más de 1.930 millones de dólares.

Según han explicado algunos de los afectados, la compañía comenzó a informar a los trabajadores ayer, 3 de diciembre, y tiene reuniones planeadas con ellos hasta el próximo 8 de diciembre (lo cual significa que muchos han vuelto a sus casas a pasar el fin de semana con una total incertidumbre acerca de su futuro). En estas reuniones se informa al trabajador de si conservará su puesto de trabajo a partir del 28 de enero o si mejorará sus condiciones laborales. La mayoría, sin embargo, está sufriendo la primera opción, y se calcula que ya se ha despedido a casi una tercera parte de la plantilla de control de calidad de Raven Software.

Los que mejoren sus condiciones verán como su sueldo aumenta 1,50$ la hora hasta 18,50$, y también recibirán mejores bonificaciones y beneficios. No serán muchos, eso sí.

Una de los trabajadoras del departamento, que está a la espera de saber si conservará o no su puesto de trabajo, explicaba al The Washington Post que "la mayoría de los empleados de Activision sabemos que somos prescindibles, pero cada vez que despiden a más gente es un gran recordatorio". Otro, que sí fue despedido ayer, decía que "me siento dolido y traicionado. La mayoría de la gente que ha tenido estas reuniones ha sido despedida. A todo el mundo le han dicho 'no has hecho nada malo' para luego darle la mala noticia".

Pero la situación es todavía peor. Austin O'Brien, uno de los community managers de Raven, reconocía que "durante meses, a mis amigos del departamento de QA les prometieron que Activision estaba trabajando en una reestructuración para mejorar sus sueldos. Y hoy, uno tras otro, valiosos miembros de ese equipo han sido llamados a reuniones para informarles de que estaban despedidos". Muchos de ellos, de hecho, se trasladaron a Madison (Wisconsin) con la promesa de esa mejora salarial.

Otro afectado por los despidos, Evan Avillanoza, añadía que su líder de proyecto no había sido informado sobre la intención de realizar despidos, y que "el equipo está destrozado y absolutamente nadie quiere trabajar, incluso si recibe una promoción. Es una vergüenza trabajar para Activision, en mi opinión".

Mientras todo esto ocurre y la imagen de Activision sigue hundiéndose, la compañía sigue inmersa en una gran polémica por los numerosos casos de acoso y abuso sufridos por sus empleados y empleadas, así como por una cultura interna tóxica, que ha provocado la investigación por parte de las autoridades estadounidenses y varias demandas.

Ir a los comentarios (0)

Acerca del autor

Josep Maria Sempere

Josep Maria Sempere

Director  |  kr3at0r

Jose es fundador de Eurogamer España y el director de su línea editorial y de contenidos. Ama el punk-rock, el cine palomitero de Hollywood, los simuladores de submarinos, la sci-fi, los cacharros de Apple y la década de los 80. Puedes leerlo también en su Twitter o verlo en su canal de Twitch.

Contenido relacionado

También en Eurogamer...

Comentarios (0)

Ya no se pueden publicar más comentarios. ¡Gracias por tu aportación!

Ocultar los comentarios con baja puntuación
Orden
Hilos