Un reportaje del Wall Street Journal asegura que Bobby Kotick conocía desde hace años las acusaciones de acoso sexual en Activision-Blizzard

Habría maniobrado para ocultar sus conductas impropias y las de otros altos cargos. 

Un extenso reportaje de investigación de The Wall Street Journal asegura que Bobby Kotick, CEO de Activision-Blizzard, conocía desde hace años las denuncias de acoso sexual dentro de la empresa que derivaron en una demanda del Estado de California.

"Durante años, el propio Mr. Kotick ha sido acusado por varias mujeres de conductas impropias dentro y fuera del lugar de trabajo, y en algunos casos ha maniobrado para resolver las quejas rápida y silenciosamente", indica el artículo.

Las quejas comienzan ya en 2006, cuando Kotick supuestamente amenazó de muerte en un mensaje de voz a una de sus asistentes; una representante de Activision asegura que Kotick pidió perdón inmediatamente por el incidente. También se asegura que en 2007 amenazó a una asistente de vuelo de su jet privado y que quería demandar al piloto por acoso sexual, diciéndole "voy a destruirte". Kotick niega haber dicho tal cosa, pero al año siguiente llegaron a un acuerdo extrajudicial.

En el año 2020, treinta empleadas del departamento de eSports de Activision denunciaron tocamientos indebidos, comentarios humillantes y exclusión de las reuniones importantes por parte de los directores del departamento. WSJ asegura que Kotick tenía conocimiento de este correo electrónico; la representante de Activision asegura, por su parte, que esos directores recibieron sesiones sobre diversidad e inclusión.

Según fuentes de WSJ, desde que se hizo pública la demanda de California, Activision-Blizzard ha recibido más de quinientas quejas por acoso sexual, bullying, discriminación salarial y otras denuncias similares.

Kotick cubrió las espaldas a otros altos cargos, como el codirector de Treyarch (Call of Duty: Black Ops) Dan Buntin. Según indican en WSJ, Bunting recibió quejas por acoso sexual a una empleada en 2017. En el año 2019, la investigación concluyó que debía ser despedido por su conducta, pero Kotick maniobró para evitar su salida de la empresa a pesar de conocer el resultado del informe.

Dan Bunting ha dimitido de su puesto tras la publicación del artículo.

Ben Kilgore, director de tecnología de Blizzard, fue despedido en 2018 tras una investigación sobre multitud de demandas de acoso sexual. Mike Morhaime, entonces CEO de Blizzard (abandonó ese puesto en octubre de 2018) mandó un mail a toda la empresa agradeciendo su trabajo, acto que dejó perplejo a los empleados conocedores de la situación.

Javier Panameno, anteriormente supervisor de Sledgehammer Games, fue acusado de violación y acoso sexual por dos compañeras. El departamento de Recursos Humanos tenía conocimiento de las denuncias, pero no despidió a Panameno hasta que el abogado de una de las mujeres envió un mensaje a la compañía. Después, Activision llegó a un acuerdo extrajudicial que Kotick ocultó a la junta de directores. Activision-Blizzard está siendo investigada por la Comisión de Junta y Valores, ya que podría haber incurrido en un delito al no informar debidamente a sus inversores sobre las conductas inapropiadas en la empresa. Zynga, el empleador más reciente de Panameno, indica que tras las informaciones del WSJ han lanzado una investigación interna y que Panameno ha abandonado su puesto de trabajo.

Una de las encargadas de solucionar los problemas estructurales de Blizzard debía ser su codirectora Jen Oneal, que entró para sustituir a J. Allen Brack pero abandonó apenas tres meses después la compañía.

The Wall Street Journal indica que Oneal había expresado en un email sus dudas de que la compañía tuviese intención alguna de cambiar, y asegura que le pagaban menos que a su compañero Mike Ybarra por realizar la misma labor.

Oneal se había sentido "marginada y discriminada" por diversas situaciones durante sus años en la compañía, mencionando las fiestas con strippers que organizaba Activision donde los DJs invitaban a las mujeres a emborracharse. Oneal asegura que Kotick estaba en esa fiesta; Kotick ha dicho a WSJ a través de la representante que "no recuerda" haber estado allí.

En un vídeo que Kotick ha enviado hoy a los empleados de la compañía, el CEO de la compañía ha asegurado que la industria debe cambiar para que Activision-Blizzard sea el mejor lugar donde trabajar.

Kotick explica en el vídeo que "cualquiera que dude de mi convicción de tener el lugar de trabajo más acogedor e inclusivo no aprecia por completo lo importante que esto es para mi."

El grupo de empleados A Better ABK está organizando un paro en las oficinas de la empresa para protestar por los hechos descritos en el informe y exigir la salida de Bobby Kotick.

Ir a los comentarios (0)

Acerca del autor

Jaime San Simón

Jaime San Simón

Redactor  |  eslinchis

Jaime lleva en Eurogamer.es desde los inicios y es nuestro experto en juegos indie. Tú ponle ahí cuatro píxeles hechos con amor y ya le puedes dar megatones hiperpoligonizados, que él, se quedará con lo primero.

Contenido relacionado

También en Eurogamer...

Comentarios (0)

Ocultar los comentarios con baja puntuación
Orden
Hilos