Square Enix va a recuperar el peculiar (a falta de otro adjetivo) mando con forma de Slime de Dragon Quest para Nintendo Switch.

Se trata de un periférico que, básicamente, es una gran bola azul con botones, que esencialmente es lo que es un Slime si le quitamos los botones. Está diseñado y fabricado por Hori, y a lo largo de los años ha ido apareciendo en distintas plataformas, desde PS2 a PS4.

En este caso, el nuevo mando de Slime es un mando Pro de Switch con todos los botones necesarios para jugar, por ejemplo, a Dragon Quest 11: Echoes of an Elusive Age, la nueva entrega de la saga, o para controlar al héroe de Dragon Quest en Super Smash Bros. Ultimate. Quizá es un poco incómodo, pero antes muerto que sencillo.

1
Observad qué maravilla.

El mando viene con su propio soporte de cartón, que sirve tanto para sostener el mando como la propia consola. Incluso podemos ataviar al Slime con una corona. No me digáis que no es una monada.

2
¡Y es un mando!

El mando Slime de Dragon Quest para Switch estará disponible en Japón en septiembre por 10.778 yen, unos 88 euros. No sabemos nada sobre su llegada a Europa.

Acerca del autor

Borja Pavón

Borja Pavón

Redactor

Borja se encarga de mantener el ritmo de las noticias, las guías, los trucos y la samba que todos llevamos dentro. Analista ocasional, tú dale un mando, un Tender de chocolate y algo de lo que despotricar y le harás la persona más feliz del mundo.