La Organizaciòn Mundial de la Salud decidirá esta semana si reconoce oficialmente la adicción a los videojuegos como una enfermedad.

La undécima versión de la Clasificación Internacional de Enfermedades (ICD-11 por sus siglas en inglés) incluyó "el trastorno por videojuegos" por primera vez el año pasado. Muchos representantes de la industria, como la Entertainment Software Association (que representa a estudios como Epic, Activision Blizzard o Riot) no vieron eso con buenos ojos, pero expertos en salud podrán votar los cambios en la Asamblea Mundial de la Salud a finales de esta semana (vía iNews).

Las guías de la OMS califican el trastorno como un comportamiento "persistente o recurrente, que puede ser online u offline, y que se manifiesta por: 1) pérdida de control sobre el juego (por ejemplo en relación a frecuencia, intensidad, contexto o duración); 2) priorizarlo frente al resto de intereses y actividades diarias; y 3) continuación y aumento del juego a pesar de la aparición de consecuencias negativas".

worldhealthday2013feature
La votación tendrá lugar en la Asamblea Mundial de la Salud a finales de esta semana.

También añade que el patrón de comportamiento tiene que ser "de la severidad suficiente como para resultar en un daño significativo en lo personal, familiar, social, educacional, ocupacional y otras áreas importantes de funcionamiento". Las personas que experimenten esos síntomas durante un periodo de doce meses o más, es más probable que se consideren en riesgo.

Según la OMS, la decisión de incluir el trastorno por videojuegos en la ICD-11 se tomó "basándose en análisis de pruebas disponibles, y refleja un consenso de expertos tras consultas técnicas". No obstante, la ESA dijo respondiendo a la noticia el año pasado que "los miles de millones de jugadores de videojueogos que se verán afectados merecen acciones basadas en investigaciones meticulosas", añadiendo que "ninguna persona razonable sugeriría" que una adicción similar a la televisión se pudiera calificar como trastorno o enfermedad.

"Creemos que se necesitan más conversaciones y educación antes de finalizar la clasificación. De hecho, expertos líderes en salud mental han advertido varias veces que la clasificación 'trastorno del videojuego' crea el riesgo de incidir en diagnósticos erróneos para pacientes que pueden necesitar ayuda," dijo Stanley Pierre-Lous, presidente de la ESA. "Nuestra esperanza es que con mucho diálogo podamos ayudar a la OMS a evitar acciones apresuradas y errores que podrían tomar años en solucionarse."

Acerca del autor

Borja Pavón

Borja Pavón

Redactor

Borja se encarga de mantener el ritmo de las noticias, las guías, los trucos y la samba que todos llevamos dentro. Analista ocasional, tú dale un mando, un Tender de chocolate y algo de lo que despotricar y le harás la persona más feliz del mundo.