Según informa The Washington Post, Activision Blizzard ha estado incentivando a sus empleadas para que compartan datos a través de Ovia Health, una plataforma que ofrece servicios de seguimiento del embarazo.

Las compañías pueden pagar a Ovia Health para acceder a los datos anónimos de sus trabajadoras, y entre la información a la que se puede acceder se incluye cuántas han sufrido embarazos de alto riesgo, embarazos prematuros, las cuestiones médicas sobre las que han investigado y la duración planeada de la baja por maternidad.

Por cada día de uso, las empleadas reciben una tarjeta de regalo de 1 dólar de Activision Blizzard, y la compañía a cambio puede ver las estadísticas combinadas.

1
Según The Washington Post, las mujeres embarazadas pueden realizar un seguimiento de sus patrones del sueño, dieta, humor y peso. Con la app de fertilidad pueden realizar un seguimiento de sus relaciones sexuales.

Activision Blizzard remarca que se trata de un programa voluntario, pero el incentivo económico ha convencido a muchas premamás a compartir sus datos. Una de las empleadas explica que el bonus ofrecido en forma de tarjetas regalo le ha servido "para pañales y leche para bebés". La compañía defiende que se trata de un método popular que le ha ahorrado unos 1200 dólares por empleada en costes médicos anuales.

Hablando con The Washington Post, Activision Blizzard ha asegurado que el programa forma parte de una nueva actitud de la compañía respecto a los datos privados. Cuando Activision introdujo el seguimiento de Fitbit en 2014 los empleados se mostraron preocupados por su privacidad, pero desde entonces ha ofrecido incentivos económicos para realizar un seguimiento de la salud mental, el sueño, la dieta, el autismo y el cáncer. Desde entonces, según Activision, los trabajadores se sienten más cómodos compartiendo sus datos.

"La sensibilidad de la gente ha pasado de 'ey, Activision Blizzard es el Gran Hermano,' a, 'ey, en realidad Activision Blizzard está ofreciéndome más herramientas que me pueden ayudar'," ha declarado Milt Ezzard, vicepresidente de beneficios globales.

Ezzard, sin embargo, no oculta que el objetivo es ahorrar costes a la compañía. "Quiero que tengan un bebé sano porque es bueno para nuestra experiencia de negocio," afirma. "En lugar de tener un niño neonato en la UCI, donde no se pueden centrar tanto en su trabajo," añade, por alguna razón.

Activision Blizzard dice que el programa ha logrado muchos beneficios para la salud de sus empleados, como ayudar a casi veinte mujeres que habían sido diagnosticadas como infértiles, pero muchos son los que se preguntan si es adecuado, moralmente reprobable y si realmente está dirigido a mejorar el bienestar de sus empleados o, más bien, al puro y simple beneficio económico.

Acerca del autor

Borja Pavón

Borja Pavón

Redactor

Borja se encarga de mantener el ritmo de las noticias, las guías, los trucos y la samba que todos llevamos dentro. Analista ocasional, tú dale un mando, un Tender de chocolate y algo de lo que despotricar y le harás la persona más feliz del mundo.