Electronic Arts ha presentado sus resultados económicos para el trimestre que comprende octubre a diciembre de 2018.

Los ingresos se han quedado por debajo de lo esperado: frente a los 1.375 millones de dólares que esperaba ingresar, la cifra final se ha quedado en 1.289 millones. 908 millones provienen de compras digitales y 381 millones de productos físicos.

1

Una de las razones de no haber llegado a la cifra esperada fue que Battlefield V no alcanzó las ventas previstas: alcanzó los 7,3 millones y esperaban casi un millón más. Creen que el problema principal fue darle prioridad a la campaña para un jugador en vez de al Battle Royale y el retraso de un mes, que les situó cerca del Black Friday.

EA reitera que le seguirán dando apoyo al juego durante el próximo año fiscal. La compañía ha indicado a los inversores que los Battlefield tienen comunidades muy activas: BF1 tiene 4 millones de usuarios mensuales y BF4 tiene 1 millón cinco años después de su lanzamiento.

La compañía espera que Anthem venda entre 5 y 6 millones de copias en sus primeras seis semanas a la venta (hasta el 31 de marzo, fecha en que acaba el año fiscal).

Andrew Wilson se ha mostrado muy esperanzado con el lanzamiento de Apex Legends, que registró 2.500.000 jugadores en sus primer día disponible, con un pico de 600.000 jugadores simultáneos.

El comunicado de la compañía a los inversores nos permite saber que se están preparando nuevos juegos de las franquicias Need for Speed, Plants vs Zombies y Titanfall, aunque este último no será una secuela al uso, como ya indicó Respawn.

EA espera que el primer trimestre de 2019 suponga 1.163 millones de dólares en ingresos para la empresa.

Acerca del autor

Jaime San Simón

Jaime San Simón

Redactor

Jaime lleva en Eurogamer.es desde los inicios y es nuestro experto en juegos indie. Tú ponle ahí cuatro píxeles hechos con amor y ya le puedes dar megatones hiperpoligonizados, que él, se quedará con lo primero.