FIFA 18 llega a Nintendo Switch el próximo 29 de septiembre, el mismo día que el resto de versiones, pero contará con algunas diferencias.

Entre ellas, y una de las más destacadas, será el uso de un motor distinto al conocido Frostbite de DICE, que tantas alegrías nos ha dado en títulos recientes de EA.

Andrei Lazarescu, director de la versión para Switch de FIFA 18, ha explicado a Dream Team FC (vía Nintendo Everything) por qué tomaron la decisión de usar un motor propio.

"Aunque nos habría encantado usar el Frostbite, no se puede sin hacer que funcione todo el motor", ha declarado. "Elegimos intencionadamente un motor personalizado porque preferimos eso en lugar de intentar hacer que el Frostbite funcione y acabar reduciendo las cosas y haciendo que simplemente sea más pequeño, una versión de baja calidad de las versions de PS4 y Xbox One; queríamos que esta FIFA se aguantara por su propio pie."

"Queremos que la gente lo reconozca y juegue por lo que es en lugar de decir, 'eh, tienes un juego de mi***a de segunda categoría'. Este es un FIFA completo que los jugadores disfrutarán."

Lazarescu también asegura que el juego será superior a los de la anterior generación, Xbox 360 y PS3. "Cuando está en el dock y la conectas a la tele, funciona a 1080p y 60fps, algo que no pasó en la anterior generación. También tenemos renderizado basado en físicas, otro aspecto que no estaba," declara.

Acerca del autor

Borja Pavón

Borja Pavón

Redactor

Borja se encarga de mantener el ritmo de las noticias, las guías, los trucos y la samba que todos llevamos dentro. Analista ocasional, tú dale un mando, un Tender de chocolate y algo de lo que despotricar y le harás la persona más feliz del mundo.