Steam Workshop ha empezado a permitir a los usuarios vender los mods, mapas y objetos creados para los juegos, iniciando la monetización de este tipo de contenido.

Los juegos deben activar esta opción, la cual se estrena con uno de los títulos más populares entre la comunidad de modders de Steam, The Elder Scrolls V: Skyrim.

Cobrar por los mods es opcional - los creadores pueden seguir ofreciéndolos gratis - pero si quieres sacar un dinerito con ellos puedes ponerles precio con un sencillo sistema.

Con esta nueva función Valve espera que los creadores de mods de mayor talento puedan sacar beneficio a su trabajo, o incluso vivir de ello.

Ganar dinero en Steam no es algo nuevo, ya que Team Fortress 2 permitía a los usuarios crear y vender objetos en el juego, algo que llegó a títulos third party a principios de año. Y también está, claro, el popular mercado de subastas, en el que puedes ganar unos euros vendiendo esos cromos que no necesitas en tu colección.

Acerca del autor

Josep Maria Sempere

Josep Maria Sempere

Subdirector

Josep Maria es subdirector y fundador de Eurogamer España y el máximo responsable del día a día de su línea editorial y de contenidos. Ama el punk-rock, el cine palomitero de Hollywood, los simuladores de submarinos, la sci-fi, los cacharros de Apple y la década de los 80. Puedes leerlo también en BFG9000, en su Twitter (@kr3at0r) o escucharlo en el podcast Ocho sobre Diez.

Más artículos de Josep Maria Sempere