La leyenda de Leeroy Jenkins

El nacimiento de una leyenda que traspasó el videojuego.

Hablábamos en el anterior texto sobre como el asesinato del, digamos, dios de un videojuego cambió la concepción del papel del jugador en el propio juego. Pues bien, en éste que nos ocupa examinaremos el impacto en la cultura popular de las acciones de alguien en un mundo virtual. Y no, hoy no tenemos hijos de puta, pero andamos sobrados de imbéciles. Hoy os presento la historia de Leeroy Jenkins.

0

Hace muchos años, casi diez, lo que es una vida para cualquier juego y dos para una generación de consolas, World of Warcraft era un juego mucho más complicado. Subir de nivel era bastante difícil y las mazmorras resultaban tremendamente letales. En aquella época el juego aún era muy joven y aún no había cumplido su primer año de vida, pese a dominar el mercado al poco de ver la luz. Miles y miles de jugadores recorrían Azeroth, pues así se llama el mundo de World of Warcraft, y allí luchaban juntos en guilds o hermandades.

Cierto es que las hermandades no son exclusivas de World of Warcraft, pero quizá sea el juego que más las ha perfeccionado: creadas y controladas por los jugadores, estas asociaciones de personajes son una manera ideal de tener con quien jugar, acceder a retos cooperativos e incluso participar en guerras contra otras hermandades. Pero aquí nos centraremos una en concreto: la hermandad PALS FOR LIFE. Amigos para siempre.

Quizás, la mayor ventaja de pertenecer a una hermandad, máxime en aquellos tiempos en que World of Warcraft no tenía buscador de mazmorras o los automatismos actuales, era el poder participar en raids. Estas, para el profano, no son otra cosa que mazmorras para varios jugadores en las cuales suele haber enemigos y objetos particularmente poderosos. Y he ahí a PALS FOR LIFE, a punto de emprender la raid de Cumbre de Roca Negra superior. Una docena de personajes de nivel máximo, 60 en aquel momento, preparando su estrategia muy serios y concentrados.

Estrategia, sí, porque una raid no es algo fácil: requiere preparación y mucha coordinación, pues no es algo que se haga en diez minutos y bien lo sabe Jamaal, el miembro de la hermandad que organiza al resto de gente aquella noche. El grupo necesita acceder a una zona muy peligrosa, ya que uno de los jugadores, de nombre Ben, quiere unas hombreras que suelta el monstruo de la zona al morir; el "dropeo", que se dice. Así pues, todos los jugadores escuchan con atención a Jamaal y preparan un plan. ¿Todos? No: Ben no está delante del ordenador en ese momento. ¿El nombre de su personaje? Uno que pasará a la historia del videojuego: Leeroy Jenkins.

Mientras sus compañeros trazan un astuto y sobrecalculado plan, en el que llegan a profetizar que tienen un 32.33% de sobrevivir, Ben está en la cocina de su casa calentando pollo frito en el microondas. Su personaje, Leeroy, está sentado en el suelo en lo que se conoce como AFK o "lejos del teclado" (Away From Keyboard), o lo que es lo mismo: Leeroy no tiene la más puñetera idea del plan acordado.

"Alright chums, (I'm back)! Let's do this"

El microondas termina de calentar el pollo y Ben, con su cubo del Kentucky Fried Chicken, se dirige al ordenador, se ajusta los cascos y mientras pone sus manos sobre el ratón y teclado espeta, sin darse cuenta que está interrumpiendo a Jamaal, "Alright chums, (I'm back)! Let's do this", lo que vendría a traducirse como "Vale, tíos, (ya he vuelto): vamos al lío" y se dirige, de cabeza y con decisión, corriendo hacia la letal zona mientras brama su característico grito de guerra: su nombre a voz en grito: ¡Leeeeroy Jeeenkiiiins!.

Sus compañeros lo miran asombrados y no dan crédito. "Dios mio, se ha tirado de cabeza", dice uno. "¡Salvadlo!" dice otro. "Joder, seguid el plan, ¡seguid el plan!" les indica Jamal. El resto de las voces parecen el diálogo de una película de terror: "oh, joder", "no puedo moverme", "Dios mio", "los tengo, los tengo" son los chillidos que suenan en tromba. También, como no podía ser de otra forma, hay una larga retahíla de insultos a Leeroy.

Los personajes van cayendo de forma inexorable, uno tras otro. La raid ha fracasado y todos yacen en el suelo. Uno de los miembros del grupo dice: "Leeroy, eres tonto de remate", a lo que él contesta "Bueno, por lo menos tengo pollo".

La raid, o el fallo estrepitoso de la misma gracias a la actuación del valeroso y tremendamente estúpido Leeroy jenkins, es grabada en video y subida a Youtube donde se convierte, de forma instantánea, en algo viral, algo sorprendente para finales de 2005, pues aún no estaba establecida la fiebre por los videos de este tipo. Pero ¿Sabíais que todo era mentira?

Sí, lamento decir que el famoso video de Leeroy jenkins es un video preparado, como han reconocido varios de los miembros de PALS FOR LIFE que estuvieron presentes, aunque Ben Schulz, el norteamericano detrás de Leeroy, nunca ha querido confirmar o desmentir ese punto y siempre contesta con un "prefiero que la gente crea lo que quiera" y ha llegado a justificar lo que sucede a través de un exceso de cervezas durante la partida.

La realidad es que el video estaba preparado y todo es una actuación: los miembros de PALS FOR LIFE hicieron una reproducción lo más fidedigna posible del desastre que Leeroy provocó en una raid previa. Es decir: sí, existió realmente un Leeroy Jenkins entrando como un burro acorralado a una habitación llena de muerte y dolor, pero nunca fue grabado y posiblemente fuera menos gracioso. Pero lo verdaderamente importante no es eso, sino el video en si.

Leeroy Jenkins es, posiblemente y junto al "All your base are belong to us", una de las memes de videojuegos más reconocibles y que aún pervive, diez años después. Y está en muchos, muchos más sitios de los que nos damos cuenta hasta el punto de que ya es parte del imaginario popular más nerd.

1

Por ejemplo, en Mass Effect, al inicio del juego, uno de los miembros del equipo tiene por nombre Richard L. Jenkins. En uno de los primeros tiroteos del título, Jenkins carga contra el enemigo. Y muere, claro está. Pero también ha llegado fuera del videojuego, y es ahí la mayor evidencia de cómo una meme sacada de un videojuego puede permear fuera de su nicho: es el caso de la serie Cómo Conocí a Vuestra Madre, en cierto episodio y tras aceptar un desafío, Barney dice "Alright chums, let's do this: ¡Baaaaaarneeeeey Stiiiiiinson!". O en Scrubs, en un episodio de la sexta temporada de esa serie imprescindible, la emnfermera Laverne hace lo mismo con un "Alright chums, let's do this. ¡Laveeerne Rooobeeerts!". Y montones, montones más de referencias que encontramos con mirar con un poco de atención.

Por su parte, Ben Schultz sigue disfrutando de la fama e incluso fue protagonista en la BlizzCon de 2007. Leeroy jenkins es parte de la cultura de World of Warcraft e incluso de sus productos derivados como Hearthstone, donde aparece como personaje; o el juego de cartas de World of Warcraft, aquel que publicaron y gozó de una efímera popularidad. A día de hoy Schultz ya no juega World of Warcraft, pues lo abandonó tras la salida de Cataclysm en un momento de "World of Warcraft antes molaba". Ahora es usuario activo de una conocida web de juegos de navegador donde supongo que también gritará cosas al monitor mientras come pollo frito.

Ir a los comentarios (7)

Acerca del autor

DReaper

DReaper

Colaborador

Contenido relacionado

También en Eurogamer...

Comentarios (7)

Ya no se pueden publicar más comentarios. ¡Gracias por tu aportación!

Ocultar los comentarios con baja puntuación
Orden
Hilos