E3 2013: Primer contacto con The Crew

El always online de la carretera. 

Parece que la next gen viene con ganas de carreras. Con Forza 5, Gran turismo 6 y Need for Speed Rivals al caer no es fácil competir con una nueva IP de conducción. Ubisoft, sin embargo, se ha liado la manta a la cabeza y ha presentado The Crew, un juego de carreras que se desarrolla en un mundo abierto donde el online tiene un peso muy importante. Digo esto porque siempre habrá coches controlados por otros jugadores entre nosotros: ocho en consolas -o esto es lo que nos dijeron-, ya sea circulando de forma libre, compitiendo o cooperando. Coches de la IA, por descontado, hay miles más.

Lo primero que nos pidieron antes de ponernos a los mandos fue que configurásemos nuestro coche en una tablet. parece que ahora todos los juegos tienen que usar alguna de estas funciones tan de moda. Sin embargo aquí era agradecido porque puedes personalizarlo todo en la app de Android o de iOS y luego subirlo de manera que al comenzar una partida solo tenemos que dedicarnos a jugar sin pensar en nada más. En este editor podremos comprar o mejorar componentes gracias a los resultados que obtengamos compitiendo o bien comprándolos directamente con dinero del mundo real. Nada nuevo en el horizonte.

1

Una vez dentro del juego lo que más llama la atención cómo han aplicado el concepto de mundo abierto. Podemos pausar el juego en cualquier momento y escoger la ubicación en la que queremos correr. La estructura recuerda a la de otros títulos en los que circulamos a nuestro antojo y vamos aceptando desafios pero aquí hay lo diferente aquí es que siempre estaremos rodeados de otros jugadores. El mapa también es muy ambicioso: Estados Unidos entero, con varias localizaciones a las que ir y, evidentemente, paisajes muy distintos.

La propuesta es diferente, pero quizás no lo suficientemente como para que los amantes de la conducción lo escojan sobre el resto de juegos.

En nuestra primera partida quemamos un poco de neumático por carreteras montañosas y luego saltamos sin más a Miami. Es rápido y directo; seleccionas el destino en el mapa y allí apareces. Tras unos minutos de relajado paseo comienza lo bueno.

Accedemos a una misión en la que debemos acabar con un gran 4x4 entre cuatro jugadores. Ahora se pone interesante; según tu tipo de coche podrás afrontar la misión de una forma u otra. Yo elegí un muscle car mientras que otros usuarios se decantaron por coches más todoterreno. Imaginad qué pasó cuando nuestro rival común decidío escapar de nosotros metiendose de lleno en la playa. Mientras muchos de mis socios/competidores (no olvidemos que gana el que acabe con el 4x4) podía ir tranquilamente tras él gracias a sus grandes ruedas y amortiguación a prueba de bombas yo buscaba calles paralelas en las que el motor de mi coche me permitiese estrujar al máximo el turbo y así conseguir alguna que otra emboscada que acabase en un buen empujón sorpresa.

2

Como podréis imaginar todo esto es arcade puro y duro, divertido y con unos piques que pueden ser antológicos tanto contra el rival como entre nosotros. Sabemos que habrá muchos tipos de misiones para potenciar este aspecto competitivo, y más le vale: sin una dinamización constante el juego podría morir rápidamente.

Aún queda tiempo para que salga The Crew y quizás esto sea bueno para el título; técnicamente no está tan pulido como debería (la meta es 30 frames por segundo y por ahora queda trabajo por hacer) y distanciar su lanzamiento del de sus competidores puede ser bueno. La propuesta es diferente, pero quizás no lo suficientemente como para que los amantes de la conducción lo escojan sobre el resto de juegos.

Contenido relacionado

También en Eurogamer...

Comentarios (5)

Ya no se pueden publicar más comentarios. ¡Gracias por tu aportación!

Ocultar los comentarios con baja puntuación
Orden
Hilos