E3 2013: Avance de Ryse: Son of Rome

Una de las grandes apuestas de Xbox One.

Ha pasado mucho tiempo desde que vimos la CGI con la que se presentó Ryse para Xbox 360, un título ambientado en la época gloriosa del imperio romano pensado para ser jugado con Kinect, Durante este tiempo han cambiado mucho las cosas en Microsoft y, según nos contaron, tras ver el potencial de Xbox One Crytek decidió llevar su proyecto más allá para intentar convertirlo en una IP de primera categoría que acompañase el lanzamiento de la nueva consola.

Y bien: lo que hemos podido jugar hoy es más parecido a un hack and slash en tercera persona que a cualquier invento pensado para Kinect.

En la demo que hemos jugado en el E3, y que dura unos 10 minutos, nos ponemos en la piel de Marius Titus, un militar romano a punto de desembarcar con sus tropas en una playa plagada de enemigos para tomar una torre que está dando más problemas de los esperados. Se está cargando a nuestros barcos y soldados a golpe de pedradas con unas catapultas muy efectivas.

Se ha hablado mucho, tras la presentación de Microsoft, sobre si el juego era sobre raíles o no. Mostraron una cantidad excesiva quick time events y, de hecho, nadie tenía del todo claro si controlábamos al protagonista de forma libre. Nosotros mismos tuvimos nuestras dudas. Pero tras pasar un par de cinemáticas -bastante espectaculares, por cierto- os podemos asegurar que sí, que movemos a nuestro personaje con total libertad y que podemos atacar a quien nos de la gana y como nos de la gana.

El combate de los primeros minutos de la demo es casi un tutorial, y se centra en enseñarte a defender y a atacar con el tempo adecuado. Con A utilizamos nuestro escudo para cubrimos y con B atacamos, así de sencillo. Eso sí, cuando dejamos a los rivales en una posición comprometida podremos acabar con ellos con uno de los múltiples movimientos finales que nos han prometido que habrán. La sangre y la violencia sirven para dejar claro el tono oscuro y adulto que intenta buscar el juego. De hecho es más gore de lo que esperábamos: la arena del suelo acaba llena de manchotes granatosos, los cuellos de los enemigos salpican chorros de sangre cuando les cortamos la garganta...

En todo caso es evidente que tiene muchas influencias de juegos como, por ejemplo, Assassin's Creed. Se le da mucha importancia al ritmo y al contraataque. Tienes que estar atento a los movimientos de los enemigos: si te centras demasiado en el que tienes delante sueles recibir una estocada trapera. Pero, por el contrario, si consigues entrar en ese flow mortífero empezarás a enlazar ejecuciones y a sentir ese ritmo especial tan gratificante. Ryse tiene muchas similitudes, también, con God of War -por temática y género- pero añade un punto de realismo al asunto. También da la sensación de que se centrará mucho más en el combate: no busca tanto que aprietes botones y hagas combos y sí que esquives y controles el timing de los espadazos.

Tras eliminar a varios enemigos ordenamos a nuestros hombres que se coloquen de esa forma tan curiosa que veíamos en las películas de Asterix y Obelix : una estructura acorazada, como si fuésemos una gran tortuga, ante el ataque de las flechas. Avanzamos y nos cubrimos cuando los enemigos nos lanzan sus flechas y vamos ganando metros de playa hasta estar lo suficientemente cerca como para ordenar un ataque con lanzas. En esta demo no podíamos, pero seguramente alguna de estas órdenes las podremos dar vía Kinect. Lo que está claro es que el sensor de Microsoft molestará poco: en principio todo se puede hacer con el mando.

El siguiente tramo sucede dentro de la fortaleza. Debemos ganar algo de tiempo y acabar con un par de hordas enemigas para que nuestros hombres puedan acceder a una catapulta con la que destruir su torre. Algunos de los enemigos eran algo más resistentes que los otros y el combate, a pesar de que en algún momento se hacía algo repetitivo nos daba a entender que evolucionará a lo largo de la historia y de que esos pocos ataques que tenemos al principio se convertirán en un buen repertorio a las pocas horas.

El potencial esta ahí. Tenemos una IP original, un contexto histórico muy interesante. También nos han hablado de intrigas, de traiciones, y Microsoft lo ve como un nuevo Gears of War. Y aunque no lo han anunciado oficialmente también tendrá un modo multijugador que aprovechará el contexto histórico en el que estamos, la época del esplendor romano. Imaginaos: coliseos gigantes llenos de gente ávida de sangre y tu ahí en medio mano a mano contra otro pobre desgraciado. O contra leones. O contra carros tirados por caballos. ¿No pinta mal, no?

Ryse será un juego de lanzamiento. Su mayor peligro es que acabe siendo repetitivo, especialmente en el combate. La historia también tendrá una importancia capital: los personajes y la época romana no tienen un carisma especial y, evidentemente, éste tendrá que venir del guión. Si se lo montan bien y consiguen hacer algo más o menos épico vemos posibilidades de que sea el nacimiento de una franquicia con futuro.

Contenido relacionado

También en Eurogamer...

Comentarios (11)

Ya no se pueden publicar más comentarios. ¡Gracias por tu aportación!

Ocultar los comentarios con baja puntuación
Orden
Hilos