¿Una generación perdida?

Piénsalo otra vez.

Se acabó. En unos pocos días se confirmarán las fechas de salida a venta de PS4 y Xbox One; nos presentarán sus juegos en el E3 y empezará la cuenta atrás para decir adiós a la actual generación.

Algunos han considerado esta generación como una generación decepcionante, con pocos juegos buenos y un montón de segundas y terceras partes. En esto, como en todo, cada uno tiene su opinión y yo me decanto más por considerar no sólo que ha sido una buena generación, sino que incluso ha sido la mejor. Y es que es innegable que, desde el punto de vista del videojuego hemos jugado a cosas maravillosas. De hecho, al que realmente le gusta jugar, a ese que, aún teniendo su género preferido, igual se juega un RPG, un plataformas, un juego musical, una novela interactiva, un juego de estrategia, un hack&slash o un arcade de coches, a ese jugón con el que me siento identificado, le ha tenido que gustar esta generación porque ha habido para todos los gustos, muy buenos, y en cantidad.

Ha salido morralla, por supuesto, pero esos "imagina ser" no pueden empañar la realidad de esta generación, una realidad que nos ha traído una gran cantidad de buenos títulos.

Muy importante para este éxito ha sido el retorno de franquicias que lo han hecho por la puerta grande; como Elder Scrolls, Fallout, Grand Theft Auto (cuya próxima quinta parte posiblemente sea otro bombazo) o Call of Duty y su paso de los nazis a la guerra moderna. Podríamos seguir con Street Fighter IV o incluso un más que decente Gran Turismo y me dejaría un buen puñado.

Pero lo realmente interesante han sido las nuevas creaciones. Hemos dado la bienvenida a sagas como Gears of War, la impresionante Uncharted, la maravillosa trilogía de Mass Effect, el Batman Arkham Asylum y City de Rocksteady o la serie de Assassin's Creed. Vale, reconozco que algunas de estas, tras diversas entregas, han ido perdiendo fuelle (sí, me refiero a Assassin's Creed especialmente), pero otras se han recuperado, como Bioshock y su redentora entrega Bioshock Infinite.

¿Y el PC? El PC, siempre es nueva generación, con mencionar The Witcher y el último Guild Wars creo que ya cumple expediente, pero podríamos seguir mencionando cosas como StarCraft II o incluso Diablo III y de nuevo me dejo unos cuantos.

Y ojo, que no sólo hemos tenido triple A, también ha sido la generación de los indies. Siempre han habido juegos independientes, pero creo que no ha sido hasta esta generación, con el abrazo más o menos fuerte de Sony y Microsoft, cuando realmente se han popularizado y han explotado no sólo en cantidad sino en calidad. Ahí tenemos el exitazo de Minecraft o los originales Fez y Braid. Juegos que nos han hecho soltar la lagrimita como To The Moon o nos han enamorado como Thomas Was Alone. Unos pocos ejemplos a los que podemos añadir decenas como Bastion, Machinarium, Journey o Super Meat Boy.

Aún con las consolas de nueva generación esperando en la parrilla de salida la cosa no ha parado y han salido maravillas como el nuevo Tomb Raider o el reciente The Last of Us que ya lo está petando. Y voy más allá y me aventuro a decir que cosas como Beyond: Dos Almas o Watch Dogs también nos harán soltar un suspiro orgásmico de satisfacción a muchos.

Rayman Origins, Deus Ex, Ni No Kuni, en serio, ¿hace falta nombrar más? Y es que no sé a vosotros, pero a mí, cada generación, en lo que respecta a los juegos, me gusta más que la anterior.

Ir a los comentarios (11)

Acerca del autor

Iskhendar

Iskhendar

Colaborador

Contenido relacionado

También en Eurogamer...

Comentarios (11)

Ya no se pueden publicar más comentarios. ¡Gracias por tu aportación!

Ocultar los comentarios con baja puntuación
Orden
Hilos