Microsoft ha confirmado que tendremos que pagar una cuota para jugar a juegos de segunda mano en Xbox One.

La compañía lo ha confirmado hablando con Wired: "En la nueva Xbox, todos los discos de juego se instalan en el disco duro para jugar," ha asegurado cuando la publicación le ha preguntado sobre el asunto.

Debido a ello los juegos estarán ligados a una cuenta de Xbox, y según afirma la publicación, si se usa en una segunda cuenta el usuario tendrá que pagar una cuota para instalarlo desde el disco, lo que significa que esa nueva cuenta dispondrá también de él para jugar. De este modo evitan que podamos dejar el juego a nuestros amigos para que lo instalen y jueguen sin disco.

Microsoft no ha respondido a la pregunta de si podremos jugar a un título sin instalarlo, y ha sugerido que ni siquiera será una opción.

La compañía también ha hablado de los rumores sobre la conexión permanente, asegurando que podremos jugar a los juegos offline. "No tiene que estar conectada siempre, pero Xbox One necesita una conexión a internet," afirma de forma confusa Microsoft en su página web. "Estamos diseñando Xbox One para ser un centro de entretenimiento todo en uno que está conectado a la nube y siempre preparado. También la estamos diseñando para que puedas jugar y ver películas Blu-ray o la televisión si pierdes la conexión."

Acerca del autor

Borja Pavón

Borja Pavón

Redactor

Borja se encarga de mantener el ritmo de las noticias, las guías, los trucos y la samba que todos llevamos dentro. Analista ocasional, tú dale un mando, un Tender de chocolate y algo de lo que despotricar y le harás la persona más feliz del mundo.