Luigi's Mansion 2

¿A quién vas a llamar?  

Yo era un descreído respecto a 3DS, y puede que lo siga siendo. Es cierto que, en un primer momento, el asunto de las 3D me parecía interesante, pero lo que más me atraía era el hecho de ser una nueva portátil de la gran N. En el pasado, tan solo eso era motivo de compra. Pero, una vez la probé y si su pobre line-up inicial perdí completamente la fé y me uni a las filas de haters de Nintendo. Sin embargo, con el tiempo, el catálogo fue mejorando progresivamente con títulos cada vez más interesantes, hasta que caí rendido y volví al redil de la mítica compañía.

Uno de los juegos que me hizo cambiar de idea fue Luigi's Mansion 2.

Hace ya diez años tuve oportunidad de probar la primera entrega. Mezclar el universo de Nintendo con un gameplay sacado de Los Cazafantasmas era algo totalmente nuevo y fresco, y disfruté cada segundo del poco tiempo que pude jugarlo. Para muchos de nosotros era el primer juego en el que podíamos manejar al hermano de Mario como protagonista, y la experiencia nos dejó gratamente sorprendidos.

Precisamente, ese es uno de los puntos fuertes de Luigi's Mansion 2. Luigi es el antihéroe perfecto para una historia de fantasmas: es torpe, es vago y, sobre todo, es cobarde. Es, hasta cierto punto, un personaje patético. Sin embargo, eso no impide que conectes con él casi desde el principio; su forma de moverse por los escenarios, sus reacciones ante lo extraño, su manía de silbar y tararear la banda sonora y su forma de comunicarse con pequeñas frases y gestualidad crea un personaje por el que sientes apego, incluso cuando muestra sus peores aptitudes. Es el geek de las películas de los 80, es Brian en El Club de los Cinco, es Wyatt en La Chica Explosiva. Odiarás sus muchos defectos, pero desearás que gane. Me atrevería decir que su profundidad como personaje es mayor que la de su hermano. Mario es un "tío saltando" (sin ofender, que un servidor es también fan del fontanero), pero Luigi es alguien a quien acompañas en una aventura; te identificas con él, quieres ayudarle. El profesor Fesor será otro personaje importante en el juego, ya que nos irá desvelando la historia poco a poco al mandarnos las distintas misiones. Su mordacidad a la hora de tratar con Luigi ayudará a definir mejor a ambos personajes, además de ser otro elemento cómico del juego.

Luigi es enviado a su primera misión sin más ayuda que la de una DS para comunicarse con Fesor y una linterna. De él depende hacerse con las tres únicas herramientas que tendremos en el juego. Primero, el Succionaentes 5000, una versión mejorada del aspirador que era capaz de atrapar fantasmas y el objeto más importante del juego. Con él no solo puedes hacer frente a los espíritus, sino que te permite activar manivelas; atraer, coger y tirar objetos; despejar zonas sucias, agarrarte a diferentes palancas, etc. Segundo, la estrobombilla, con la que puedes lanzar destellos necesarios para dejar indefensos a los espectros, así como para activar una serie de interruptores especiales y defenderte de otros enemigos, como arañas y murciélagos (en serio, ¿no hay un juego donde no sean un incordio?). Por último, pero no menos importante, el desoscurizador, una linterna especial con la que se puede descubrir las ilusiones que hacen invisibles a algunos objetos, o para revelar algunos tipos de fantasmas, sobre todo a los escurridizos Boo.

Tres objetos - tres mecánicas - que bastan para mantener al juego con una jugabilidad bastante sólida a base de puzles y misterios no excesivamente complicados pero no por ello menos inteligentes. Incluso el combate, con su simple "deslumbra y succiona" y la escasa variedad de fantasmas, se mantiene interesante por las tácticas que usan los entes contra Luigi. Cierto es que hacia el final del juego puede que estemos algo cansados de lo mismo, incluso que lleguemos a pensar que es algo repetitivo, pero es raro que se convierta en algo excesivamente tedioso.

Es más, puede que sus desarrolladores, sabiendo esto y queriendo enfocar el juego a su naturaleza portátil, lo han diseñado para que se pueda jugar en pequeñas dosis. La aventura de Luigi se estructura en cinco "mansiones" diferentes, todas ellas con un diseño propio y particular. Las iremos explorando poco a poco, a lo largo de una serie de misiones cortas que durarán entre 10 y 30 minutos. En ellas, el profesor Fesor nos irá dando indicaciones a seguir y, mientras las cumplimos, podremos buscar dinero para mejorar el equipo. De esta forma, es fácil llevar un ritmo diferente, dosificado en partidas rápidas. Por desgracia, si tu idea es jugar sin parar, como en una consola de sobremesa, puede que tanto ir y venir entre la mansión y el búnker para comenzar nuevas misiones llegue a molestar.

Posiblemente, el único gran inconveniente de Luigi's Mansion 2 sea su control en los momentos de combate. Al disponer de un solo stick, cuando Luigi activa la Succionaente 5000, solo podemos dirigir su sentido arriba y abajo (con B y X). Esto nos impide, por ejemplo, darnos la vuelta o apuntar a un lado, por lo que si un enemigo aparece por tu espalda (y lo harán en muchas ocasiones) tendrás que dejar de usar la aspiradora, dar la vuelta y volver a accionarla, Algo totalmente engorroso. De todos modos, este problema es más una cuestión de comodidad que un defecto que frustre totalmente la experiencia de juego. Sí, es encomiable que hayan conseguido que el control funcione y no sea un lastre, pero personalmente me ha vuelto a la cabeza la misma pregunta de siempre, ¿por qué diseñaron 3DS con un solo stick?

Con todo ello, LM2 se alarga en torno a las diez horas dependiendo del esfuerzo que quieras echarle, ya que tendrás unos cuantos extras (servidor le ha dedicado 17 horas y no ha llegado al 100%). Primero están los coleccionables en forma de joyas, que puedes localizar realizando puzles o investigando a fondo las mansiones. Luego están los Boo, responsables de las ilusiones que ocultan algunos objetos; existe uno por cada misión y si das con todos los de esa mansión se desbloqueará una fase extra.

Por último, tenemos la Torre de los Desafíos, el multijugador. Cuenta con tres modos - no demasiado inspirados-, pero en los que usas todas las herramientas del juego principal. Es por ello que se sale un poco de la dinámica de otros juegos. En cualquier modo tienes la misión de ir limpiando una a una las diferentes plantas de una torre en grupos de cuatro personas. Ya sea cazando fantasmas, buscando "ectochuchos" o sobreviviendo contrarreloj, la mecánica siempre es la misma: despeja el piso, recoger las monedas rojas para conseguir bonus y pasar al siguiente nivel. Aun así, puede que te dé un par de horas de diversión.

En definitiva Luigi's Mansion 2 es una aventura nueva y fresca en el universo de Mario y compañía. Podrás apreciar el mimo y esfuerzo con el que se ha tratado tanto a los personajes como al diseño del entorno donde se desarrollan los eventos. Y sobre todo, te hará sentir un cariño especial por Luigi. Ya seas nintendero o no, te dará muchas horas de diversión, pero gustará sobre todo aquellos que buscan algo ligeramente diferente.

nota

Ir a los comentarios (1)

Acerca del autor

Attomsk

Attomsk

Colaborador

Equipo Game Over. Videocreador y proyecto de cineasta. Amante del cómic, la literatura fantástica y sci-fi; el rol de mesa (el de verdad), la música, el cine, y por supuesto los videojuegos. Su amor por los juegos es proporcional a su torpeza con ellos. Obsesionado con encontrar las similitudes entre el cine (su gran pasión) y el videojuego (su otra gran pasión).

Contenido relacionado

También en Eurogamer...

Artículo destacadoAvance de Chinatown Detective Agency

Una prometedora aventura point&click.

Google ofrece dos meses de Stadia Pro gratis

Si ya tienes, no pagas los dos próximos meses.

Streets of Rage 4 permitirá desbloquear personajes retro

Podremos cambiar la banda sonora por la de las dos primeras entrega.

Comentarios (1)

Ya no se pueden publicar más comentarios. ¡Gracias por tu aportación!

Ocultar los comentarios con baja puntuación
Orden
Hilos