David Hayter, la mítica voz de Solid Snake durante quince años, ha anunciado que abandona la saga Metal Gear.

La semana pasada apareció la noticia de que el actor no retomaría su papel en Metal Gear Solid 5: The Phantom Pain, y Hideo Kojima confirmó que quería empezar de nuevo con el personaje.

Ahora Hayter se ha referido a ello en Twitter: "En las vacaciones de diciembre fui a Los Angeles," escribe. "Entonces oí que se estaban preparando sesiones de grabación para MG:V. Pero no oí nada sobre si me necesitarían o no."

"De modo que me encontré con gente involucrada en la producción. Fuimos a comer, y me dijeron que no me necesitarían en este juego. No me dieron ninguna razón o explicación más allá de eso."

"Y eso fue todo. Conduje a través del Laurel Canyon, algo triste, pensando en Snake."

Y es que después de tantos años Hayter siente auténtica devoción por la saga que le ha dado tanto éxito:

"En 1998, intenté salir con una voz rota que encarnara a ese tipo de soldado clon de ingeniería genética, que era como yo veía a Snake. Con el tiempo, a medida que los juegos han ido siendo más impactantes y sofisiticados visualmente, intenté cambiar esa voz inicial en los escenarios reales en los que se encontraba Snake. Mi éxito depende de vosotros, pero cualquier deficiencia no fue por culpa de la holgazanería. He dedicado mucho tiempo y esfuerzo en crear un personaje atractivo, capaz de expresar una miríada de emociones, obstáculos físicos y psicológicos a los que debe enfrentarse Snake."

De hecho, si de él dependiera pondría la voz a Snake en cada entrega de la saga: "Oír la voz de otra persona saliendo de la maltrecha garganta de Snake me pone un poco enfermo, para ser sincero."

"Y voy a salir adelante. No me falta trabajo a ningún nivel. Pero no quier que nadie pense que lo estoy abandonado intencionadamente. Y sabed que echaré de menos este trabajo, este personaje, muchísimo. Mis mejores deseos para todos vosotros."

Acerca del autor

Borja Pavón

Borja Pavón

Redactor

Borja se encarga de mantener el ritmo de las noticias, las guías, los trucos y la samba que todos llevamos dentro. Analista ocasional, tú dale un mando, un Tender de chocolate y algo de lo que despotricar y le harás la persona más feliz del mundo.

Más artículos de Borja Pavón