SimCity y el desastre anunciado

La industria tropieza de nuevo con la misma piedra.

La sorna y escarnio público se hecho eco en diversos sitios con parodias, análisis sarcásticos, numerosos artículos comentando los problemas de acceso al juego o incluso la retirada temporal del juego en algunos sitios. Ojo, SimCity es un gran juego, como demuestran diversos análisis, y esto hace que sea todavía más triste, pues empaña lo que podía haber sido el regreso por la puerta grande de la saga.

Con el paso del tiempo los problemas se han reducido considerablemente; el aumento de servidores ha hecho que la carga de partidas se reparta, y los problemas de conexión o las largas esperas de acceso a los servidores prácticamente no existen. Más aún, EA ha entondado el "mea culpa" y ha dicho que compensará a los jugadores de SimCity con un juego gratis.

Sin embargo, se plantean otros problemas, no por temas técnicos debidos a una mala previsión, sino por problemas inherentes al propio modelo por el que se ha optado; ¿dónde están mis partidas salvadas? No hay; por lo que no podrás volver a versiones anteriores de tu ciudad ¿Te atreverás a soltar los desastres sobre esa ciudad que te ha costado horas levantar? Va a ser que no. Por otro lado, las limitaciones a las que obliga este modelo también son reseñables. Las ciudades son ridículamente pequeñas, posiblemente debido a la necesidad de no sobrecargar al servidor - recordemos que lo primero que hicieron para impedir la saturación de los servidores fue quitar funcionalidades al motor del juego -. Esto nos obligará a repartir la nuestros diseños de la ciudad a lo largo de la región haciendo que, por ejemplo, una se dedique a ofrecer electricidad y a suministrar trabajadores o servicios a otras.

Y todo esto es más sangrante cuando te demuestran que la exigencia de conexión permanente en el fondo se reduce a una interacción entre jugadores más propia de una red social y a guardar partidas en la nube. Entonces, ¿era necesario implementar la dichosa conexión permanente para disfrutar de Simcity? Según Lucy Bradshaw, sí, pero según informaciones de gente muy cercana al proyecto eso no es cierto y se podría jugar perfectamente sin conexión modificando juego.

Pero la cosa no queda ahí. A todo esto hay que añadir los bugs propios de cualquier juego. Uno de los más increíbles, sobre todo teniendo en cuenta el énfasis que la campaña publicitaria ha hecho acerca del motor del juego, es la pésima Inteligencia Artificial de los sims. Han aparecido análisis bastante completos donde se explica esta desastrosa gestión de los estos. Podemos ver cosas tan aberrantes como sims atrapados en un bucle infinito en una calle, tiendas, casas o industrias que nunca son ocupadas porque los sims siempre se quedan en la primera edificación libre, etcétera. Afortundamente ya empiezan a resolverse poco a poco y parece que algunos de los problemas con la gestión del tráfico que hace el motor del juego podrían estar solucionados en el último parche.

Al final, quizás EA tenga suerte y todas las quejas se diluyan con el tiempo. Pero lo cierto es que el culebrón con SimCity no para y, a dos semanas de su salida, todavía siguen saliendo noticias relacionadas como la reciente dimisión del CEO John Riccitiello. Aunque, personalmente, dudo mucho que los problemas con SimCity hayan influido en la decisión y veo más probable que la dimisión tenga relación con los últimos resultados de EA en la bolsa.

Contenido relacionado

Recomendado Análisis de Football Manager 2020

Los de tribuna son del Osasuna.

Microsoft anuncia más de 50 juegos que llegarán a Xbox Game Pass

Final Fantasy, The Witcher 3, Minecraft Dungeons...

Artículo destacadoVisitamos Obsidian tras la compra por parte de Microsoft

"Cuanto más cambian las cosas, más siguen igual".

Artículo destacadoAvance de Grounded

Cariño, he encogido a Obsidian.

También en Eurogamer...

Comentarios (3)

Ya no se pueden publicar más comentarios. ¡Gracias por tu aportación!

Ocultar los comentarios con baja puntuación
Orden
Hilos