Esta semana hemos podido leer en diversos medios del sector que la Universidad Estatal de Carolina del Norte ha publicado un estudio que afirma que las personas mayores que juegan a videojuegos son "más sociables y menos depresivos".

No voy a entrar en el estudio en si, en su metodología ni en el hecho de si sufren - presuntamente - menos depresiones por el juego en si o por la socialización que conlleva, entre otras cosas porque no tengo ni los conocimientos necesarios ni acceso al paper.

Donde si me gustaría centrarme es en la aparente necesidad de los medios y aficionados de justificar su hobby, de demostrar que los videojuegos son "algo más". Y es que no es la primera vez que vemos publicado un estudio así y, cada vez que sale uno a la palestra, rápidamente muchos medios del sector y gamers se apresuran a recalcar lo buenos que son los videojuegos y el bien que hacen según el estudio de turno. Curiosamente, cuando un estudio señala un efecto negativo no solo es raro verlo en los medios, sino que, además, en seguida se le tacha de sesgado o partidista.

Y es en este punto donde más me sorprendo; en la nula autocrítica y el estar constantemente a la defensiva del jugador medio, y, sobretodo, en la necesidad de justificación de una afición que ni es necesaria ni me consta que tenga replica en cualquier otro hobby. ¿Acaso un aficionado a la Formula 1 se justifica de alguna forma? ¿Lo hacen los aficionados al fútbol o al cine? No, sencillamente lo disfrutan y punto. No necesitan justificarse por algo que les gusta y con lo que llenan sus horas de ocio.

Sinceramente, empiezo a estar cansado de esa necesidad, ese aprovechar la mínima ocasión para ensalzar un hobby e incluso demostrar que es un arte o algo más. Quizás peco de simple, pero pese a lo que me gusta el mundillo, tiendo a ver el videojuego como una forma más de entretenimiento. Si, puede ser un arte, como el cine o la literatura, pero eso es algo que no lo otorga el medio, sino la obra y el espectador.

Recientemente leía que en una librería de Manhattan jugarían los distintos capítulos de Spec Ops The Line y, al acabar cada uno, tendrían una breve charla sobre estos y su significado. ¿Significa esto que el videojuego es algo culto y profundo? No. Significa que Specs Ops lo es. Otros juegos son simple entretenimiento, sin mas pretensiones. Y no pasa nada, ni necesitan justificación. Y es que, ya sea viendo un partido de fútbol, una película taquillera o dando paseos por Liberty City, disfrutadlo si os gusta, ya que, personalmente, creo que en pleno 2013 no son necesarias tantas justificaciones.

1

Acerca del autor

Jonatan Perez

Jonatan Perez

Colaborador

Equipo Game Over: Coordinador, redactor y director de contenidos en Game Over. Lleva jugando desde que tiene memoria y le regalaron un CPC464, hasta hoy. Fan de la revelación de Sturgeon, de la que los videojuegos tampoco se libran.

Más artículos de Jonatan Perez