Bethesda ha publicado un nuevo parche para The Elder Scrolls V: Skyrim.

Con un peso de 31MB, la nueva actualización soluciona problemas en Dawnguard, la primera expansión para el popular juego de rol.

Uno de los principales cambios es corregir un bug por el cual algunos NPCs aparecían desnudos y sin ropa. Un escándalo para los usuarios más puritanos, parece.

Por otro lado, el parche también soluciona un problema que afectaba a las versiones localizadas (castellano, francés, italiano y alemán) y que imposibilitaba terminar ciertas misiones.

Acerca del autor

Josep Maria Sempere

Josep Maria Sempere

Subdirector

Josep Maria es subdirector y fundador de Eurogamer España y el máximo responsable del día a día de su línea editorial y de contenidos. Ama el punk-rock, el cine palomitero de Hollywood, los simuladores de submarinos, la sci-fi, los cacharros de Apple y la década de los 80. Puedes leerlo también en BFG9000, en su Twitter (@kr3at0r) o escucharlo en el podcast Ocho sobre Diez.

Más artículos de Josep Maria Sempere