Activision ha pagado unos 42 millones de dólares (unos 32 millones de euros) a los ex desarrolladores de Infinity Ward. Como sabéis, la ruptura fue traumática y éstos últimos decían que les debían mucho dinero.

Esta suma se repartirá entre 40 personas en compensación por su trabajo en Modern Warfare 2. Esta suma no implica un acuerdo: es solamente una parte que se añade a los 22 millones que ya habían pagado como compensación por bonus.

"Aunque es una suma elevada es solo una pequeña parte de lo que buscamos en juicio", comenta Bruce Isaacs, abogado de los ex-empleados de Infinity Ward, en Polygon. "Es un intento cínica de intentar quedar bien ante el jurado del juicio".

"Es indignante que nos hayan hecho esperar, ellos sabían, evidentemente, que nos debían dinero y eso solo demuestra que incumplieron el contrato".

El grupo espera una paga total que ronde entre los "75 y los 125 millones de dólares", comenta Isaacs.

Este pago de Activision llega en la fase previa al juicio con Jason West y Vince Zampella. Estos dos han acusado a Activision de despido improcedente e incumplimiento de contrato y Activision alega que fueron despedidos debido a que tenían charlas secretas con EA.

Acerca del autor

Xavi Robles

Xavi Robles

Eurogamer.es Managing Director

Xavi es el director de Eurogamer España y lleva analizando juegos desde hace más de 10 años. Se le dan especialmente bien los shooters y los juegos deportivos pero le da caña a todo lo que se le ponga por delante. Puedes seguirlo en Twitter: @xavirobles