Cliff Bleszinski presentó anoche la última edición de los Game Developers Choice Awards, en los que Skyrim y Valve se coronaron como grandes vencedores.

El juego de rol de Bethesda se llevó el premio a mejor juego del año. Todd Howard recogió el premio junto a algunos miembros del equipo, y recordó que Fallout 3 también ganó ese galardón en el año de su publicación, al tiempo que reconocía que "nunca imaginamos la recepción y el éxito que ha tenido el juego".

La otra gran protagonista de la noche fue Valve, que ganó los premios a mejor narrativa, mejor diseño y mejor sonido con Portal 2.

Supergiant también tuvo una noche dulce, llevándose el premio al mejor debut de una desarrolladora y al mejor juego descargable por Bastion.

Uncharted 3 ganó en la categoría de mejor apartado visual, el extraño Johann Sebastian Joust el premio a la innovación, Battlefield 3 a la mejor tecnología y Superbrothers: Sword & Sworcery EP fue nombrado mejor juego descargable del año.

Los abogados Ken Doroshow y Paul M. Smith recibieron un premio especial por su trabajo para que el Tribunal Supremos de los Estados Unidos aplicase también a los videojuegos la primera enmienda.

Finalmente, Warren Spector fue premiado por toda su carrera. En su discurso agradeció la colaboración de varias personas durante todos estos años e hizo un alegato para que la industria del videojuego aproveche sus características únicas, en vez de intentar imitar a las películas o los libros. Según el carismático diseñador, "cambiar la vida de los jugadores es, os lo prometo, mucho más satisfactorio que generar un montón de beneficios".

Acerca del autor

Josep Maria Sempere

Josep Maria Sempere

Subdirector

Josep Maria es subdirector y fundador de Eurogamer España y el máximo responsable del día a día de su línea editorial y de contenidos. Ama el punk-rock, el cine palomitero de Hollywood, los simuladores de submarinos, la sci-fi, los cacharros de Apple y la década de los 80. Puedes leerlo también en BFG9000, en su Twitter (@kr3at0r) o escucharlo en el podcast Ocho sobre Diez.

Más artículos de Josep Maria Sempere