Keith Vaz es un político británico y viejo conocido en las polémicas relacionadas con la violencia en los videojuegos que llegó a afirmar que el asesinato de una muchacha de 14 años en 2004 tenía relación directa con la violencia del videojuego Manhunt. Ahora la elocuencia del señor Vaz ha vuelto a la carga y su furia se ha dirigido a Modern Warfare 3.

Atención: Esta noticia puede contener spoilers de Modern Warfare 3.

Concretamente se refiere a la polémica escena en la que somos testigos de unos atentados en las calles de Londres. Claramente afectado por el pedazo de escena de ficción del que había sido testigo presentó una moción en el Parlamento para pedir una mayor responsabilidad en la clasificación de edades de los juegos.

Para Vaz existen razones para estar "profundamente preocupados" por la reciente publicación de Modern Warfare 3 por la "violencia gratuita" de los actos que acontecen, en particular "la sobrecogedora escena en que el metro de Londres es bombardeado por terroristas" que guarda un "parecido remarcable" con los atentados del 7 de julio de 2005.

La moción, conocida como Early Day Motion, concluye entonces que existe "una clara relación entre la violencia y los jugadores de videojuegos" y pide a la BBFC, el organismo encargado de clasificar por edades que "tome futuras precauciones" cuando permita que un juego salga a la venta.

Tom Watson, uno de los miembros del gobierno, se opuso a esta moción argumentando que las escenas que suceden en el metro de Londres no tienen ninguna relación con los atentados reales y que Modern Warfare 3 es un juego para adultos y, como tal, sólo lo deberían jugar las personas mayores de edad, que deben ser libres de escoger la forma en que quieren entretenerse.

Acerca del autor

Borja Pavón

Borja Pavón

Redactor

Borja se encarga de mantener el ritmo de las noticias, las guías, los trucos y la samba que todos llevamos dentro. Analista ocasional, tú dale un mando, un Tender de chocolate y algo de lo que despotricar y le harás la persona más feliz del mundo.