¿Quién no se pone tierno cuando aparecen cachorros de león, tigre, u oso panda en los documentales de La 2? Pues con Kinectimals: Ahora con Osos ya no te limitarás a verlos por la tele, podrás jugar con ellos. Estamos ante la continuación de Kinectimals, el simulador de vida animal de Kinect y la respuesta -muy superior, eso sí- a Nintendogs de Nintendo. ¿Novedades? Un par: órdenes por voz, como hemos podido ver en los recientes Dance Central 2 o Kinect Sports Segunda Temporada, y una nueva isla que explorar y vivir aventuras junto a cinco nuevos cachorros, en esta ocasión, de oso (un panda, un grizzlie, un canela, uno negro y un oso polar) que vienen a sumarse a los tigres, leones, leopardos y panteras ya existentes en Kinectimals.

Lo primero que debemos hacer es elegir qué aventura vivir, la de los felinos del Kinectimals original en la isla de Lemuria o la de los osos en la isla de Mira, y decidir con cuál de los cinco cachorros disponibles vamos a empezar nuestra aventura. Después podremos ponerle un nombre con sólo pronunciarlo en voz alta un par de veces para que el cachorro lo recuerde posteriormente cuando quieras llamarlo.

La mecánica de Kinectimals es muy sencilla. A partir de un mapa de la isla, en el que al principio hay muy poquito que explorar, viajaremos a diferentes zonas donde jugar con nuestro cachorro. Al hacer trucos y jugar con el cachorro, conseguimos puntos de descubrimiento y desbloqueamos nuevos juguetes, tesoros y rincones ocultos, en los que podrás afrontar pruebas que te harán ganar monedas de oro y objetos para tu hogar. Cuando hemos encontrado todos los rincones de una zona, desbloqueamos una nueva zona de la isla, con más tesoros y rincones ocultos, hasta completar el mapa de las islas y encontrar los misterios que ambas ocultan. A pesar de ser dos aventuras diferentes, todos los objetos que encontremos en la isla de Lemuria durante nuestra partida con los felinos, estarán disponibles en la isla de Mira cuando juguemos con los osos.

Entre los trucos que podemos hacer con nuestro cachorro encontramos una gran variedad, que le podremos ordenar mediante posturas -por ejemplo, si nos agachamos, el cachorro se sentará, si damos un salto, el cachorro saltará- pero ahora también podremos hacerlo mediante órdenes de voz como "Siéntate", "Levántate", "Túmbate", "Ve a jugar", "Ven aquí", "Buen chico/a", "Coge tu juguete", "A dormir" o "Hazte el muerto", entre muchas otras. Todo un acierto para las posturas más engorrosas.

Por su parte, nuestro cachorro no sólo se entretiene con trucos, y de vez en cuando nos traerá un juguete con el que jugar. Hay una gran colección que podremos guardar y seleccionar en cualquier momento desde nuestra caja de juguetes, que van desde pelotas de tenis, balones de fútbol, malabares, coches de radio-control, o "frisbees", entre muchos, muchos otros, que podremos utilizar para jugar con nuestro cachorro o para superar diferentes desafíos, como derribar unas figuras o hacer explotar unos globos, por ejemplo.

Como he dicho antes, al hacer trucos y jugar con el cachorro, conseguimos puntos de descubrimiento que desbloquean nuevos rincones ocultos en los que podremos afrontar pruebas. Éstas se realizan contrarreloj, y van desde explotar unas burbujas con un balón de fútbol, derribar unas fichas con una pelota, trepar árboles o completar un circuito con coches teledirigidos, entre otras.

También puedes comprar cosas en la tienda de los lémures, como alimentos y juguetes para tu cachorro, además de muebles para tu casa. Asegúrate de hacer todas las compras en Lemuria, porque en Mira no hay tienda.

Los protagonistas de Kinectimals, los cachorros, tanto felinos como oseznos, son realmente encantadores, y cuentan con un diseño asombroso y realista, que se acentúa en los primeros planos -ojo al pelo- y en las animaciones durante los trucos y juegos. Éstos se ensucian de tanto jugar, llenándose su cuerpo de polvo, que al limpiarlos, vemos como se elimina. Ah, y no te olvides de darle de comer y beber. Los entornos no están tan trabajados, aunque no desentonan en absoluto. Ambas islas son coloristas, llenas de vegetación, flores de colores, ríos, montañas, y con un sol radiante. El juego está traducido y doblado al nuestro idioma, algo muy de agradecer, sobretodo para los más pequeños de la casa, a los que principalmente está orientado Kinectimals.

El sensor de movimiento de Microsoft, Kinect, también responde francamente bien en Kinectimals: Ahora con osos. Es obvio que el tiempo transcurrido desde el original ha servido para algo, la respuesta a nuestros movimientos es más inmediata y la precisión más acertada, y junto con los comandos de voz, que nos permiten dar órdenes a nuestro cachorro o movernos por los menús del juego con opciones como "Sí", "No", "Abre la caja de juguetes", "Abre el inventario" y "Abre el mapa", hacen de Kinectimals: Ahora con osos lo que debería haber sido el título original.

Aún así, creo sinceramente que estas mejoras en el funcionamiento de Kinect y el añadido de los comandos de voz podrían haberse implementado perfectamente con una actualización, y la nueva isla y los cinco nuevos cachorros por contenido descargable. Si ya tenéis el primer Kinectimals esta nueva entrega no aporta contenidos suficientes para justificar su compra. Pero si no es así, con este juego los más pequeños de la casa se lo pasarán en grande dando órdenes y jugando con los cachorros, participando en las diferentes pruebas, nada difíciles, y en definitiva, viviendo toda una aventura.

7 /10

Acerca del autor

Joan Abad Extremera

Joan Abad Extremera

Redactor

Joan está en este mundillo por casualidad, desde que el gusanillo por escribir sobre lo que más le gustaba, los videojuegos, le hizo enviar un artículo a una revista. Desde entonces, no ha parado. Está estudiando Comunicación, es fan incondicional de Sonic, vive con un mando en las manos desde los años de las 8 bits y escribe de todo: análisis, noticias, especiales, entrevistas, o hasta el verso de la novia, si hace falta.