Para Eric Hirshberg, de Activision Publishing, una de las claves del éxito de Call of Duty es el "realismo épico".

Lo primero es tratar los acontecimientos militares con una meticulosidad inusitada, lo que llama "realismo épico", ofreciendo al jugador momentos sorprendentes y de gran espanto que terminan produciendo una inmersión mayor del mismo.

Lo segundo es la adrenalina: si has podido vivir siempre muy bien sin esa sensación, CoD no es para ti. Hirshberg cree que otro de los elementos clave es ofrecer la oportunidad de que el jugador descargue esa tensión tanto en el modo de un jugador como en el multi.

Después viene el apartado de la jugabilidad; deben ser juegos "fáciles de jugar y fáciles de controlar", donde se ofrezca un control que sea "fácil de jugar pero difícil de dominar", de modo que si quieres profundizar en él y convertirte en un maestro puedas hacerlo.

Y la cuarta y última pieza clave en este puzle para que todo el engranaje siga rodando es la tecnología, aquello que marca la diferencia entre los Call of Duty y los demás juegos en primera persona. A Hirshberg no le podría hacer más ilusión que Modern Warfare 3 vaya a 60 frames, y lo describe como "una religión para los desarrolladores" y productores de Activision, porque consigue una experiencia sin fisuras.

Call of Duty: Modern Warfare 3 saldrá en noviembre.

Acerca del autor

Borja Pavón

Borja Pavón

Redactor

Borja se encarga de mantener el ritmo de las noticias, las guías, los trucos y la samba que todos llevamos dentro. Analista ocasional, tú dale un mando, un Tender de chocolate y algo de lo que despotricar y le harás la persona más feliz del mundo.