A Eirc Hirshberg, de Activision, no le hacen ninguna gracia los comentarios que EA ha dedicado últimamente a Call of Duty.

Para Eric la competencia es buena y necesaria, pero opina que entre editores deberían apoyarse y no dar mala publicidad al producto de otro, ya que, al fin y al cabo, resulta esencial para el crecimiento del mercado.

"La competición es buena, por supuesto. Nos mantiene los pies en la tierra y definitivamente hace que los juegos sean mejores. Pero una cosa es querer que tu juego tenga éxito y otra es decir pública y activamente que quieres que el juego del otro fracase," afirma en una charla de la Gamescom.

Por lo visto hubo un comentario de John Riccitiello, CEO de EA, que no le hizo ninguna gracia a Hirshberg.

"Uno de nuestros competidores dijo recientemente que quería ver cómo Call of Duty "se viene abajo". Se me ha pedido innumerables veces que responda a ese comentario y generalmente he decidido no hacerlo. Mi trabajo es ayudar a nuestro talentoso y apasionado equipo a crear juegos, no insultar a otros", afirma.

"Pero realmente creo que este tipo de retórica es mala para la industria. ¿Te imaginas al jefe de Dreamworks presentando una nueva película y diciendo en la rueda de prensa que quiere ver cómo Toy Story 'se viene abajo'? Es difícil de imaginar, ¿no?"

Hirshberg termina asegurando que no deberían pelear por "quien consigue la mayor parte del pastel" sino que deberían centrarse en intentar "hacer que crezca".

Acerca del autor

Borja Pavón

Borja Pavón

Redactor

Borja se encarga de mantener el ritmo de las noticias, las guías, los trucos y la samba que todos llevamos dentro. Analista ocasional, tú dale un mando, un Tender de chocolate y algo de lo que despotricar y le harás la persona más feliz del mundo.