Según se asegura en NeoGAF, el Team Bondi se encontraría en situación de bancarrota.

Aparentemente el estudio sería comprado por KMM (empresa propiedad del director de Mad Max, George Miller) y sus trabajadores, incluido el inefable Brendan McNamara, conservarían el empleo. La información cuadraría con los rumores aparecidos en los últimos días, que informaban que McNamara había sido visto en los estudios de KMM negociando la compra de su compañía.

En el mismo post, además, se asegura que Depth Analysis, la compañía creadora de la tecnología facial usada en L.A. Noire, también está en una situación financiera delicada, debido a que ha ganado poquísimo dinero (o incluso nada) del juego.

Es interesante apuntar que la marca L.A. Noire es propiedad de Rockstar, así que habrá que ver cómo evoluciona todo este asunto.

Juegos de los que hablamos en este artículo

Acerca del autor

Josep Maria Sempere

Josep Maria Sempere

Subdirector

Josep Maria es subdirector y fundador de Eurogamer España y el máximo responsable del día a día de su línea editorial y de contenidos. Ama el punk-rock, el cine palomitero de Hollywood, los simuladores de submarinos, la sci-fi, los cacharros de Apple y la década de los 80. Puedes leerlo también en BFG9000, en su Twitter (@kr3at0r) o escucharlo en el podcast Ocho sobre Diez.

Más artículos de Josep Maria Sempere