Durante los días del E3 se celebró también la final de la FIFA Interactive World Cup, que es la culminación de un torneo que se celebra a nivel mundial entre los mejores jugadores de FIFA.

El evento se celebró en el Mayan Theatre de los Angeles y se disputaron las semifinales y las finales. Solo uno de ellos era debutante, el australiano Mark Azzi, y los demás, a pesar de su juventud, ya habían conseguido colarse en otras series finales otros años. En los días anteriores se habían jugado las rondas previas, con un total de 24 jugadores de todo el mundo -que habían volado a LA para la ocasión, cortesía de EA-.

Subieron al escenario varias personalidades; el primero, un futbolista americano poco conocido por estos lares, Eric Wynalda, pero muy simpaticote, y luego el grupo de música Far East Movement. Las entrevistas a los contendientes fueron cordiales y todos coincidieron en algo: no hay que subestimar a los demás. Y también en que estaban nerviosos, aunque algunos se esforzaron en negarlo. No es para menos: según cifras oficiales, este año han participado en este torneo casi 900.000 personas.

Francisco Cruz, un chaval portugués de 16 años, eliminó al australiano en la primera ronda y batió por 4-1 en la final al colombiano Javier Muñoz. Partido épico por lo bonito del juego, sin mucha floritura y yendo siempre directos al grano. "Llevo muchos años jugando a fútbol pero nunca había visto algunos de los movimientos que hacen estos chicos", declaró Wynalda al final del encuentro.

El premio para el ganador fue de 20.000 dólares. Los demás, la alegría de ir a Los Angeles con todo pagado y compartir su pasión con los mejores del mundo. Ya lo sabes: si se te da bien eso del tiqui taca, el año que viene vuelven a la carga.

Acerca del autor

Xavi Robles

Xavi Robles

Eurogamer.es Managing Director

Xavi es el director de Eurogamer España y lleva analizando juegos desde hace más de 10 años. Se le dan especialmente bien los shooters y los juegos deportivos pero le da caña a todo lo que se le ponga por delante. Puedes seguirlo en Twitter: @xavirobles

Más artículos de Xavi Robles