Infinity Ward continúa trabajando para resolver los problemas de hacks que se han ido adueñando del online de Call of Duty: Modern Warfare 2 en PlayStation 3. Unos problemas de los que la propia Infinity Ward culpó a la maltrecha seguridad de PS3.

"Acabo de salir de una reunión sobre seguridad con los programadores, aquí en Infinity Ward, en la que hemos discutido un montón de soluciones. Me siento bastante bien con respecto a la reunión pero, por supuesto, no puedo entrar en detalles sobre las posibles soluciones que hemos discutido porque no queremos desvelar ninguna información que potencialmente pueda obstaculizar la seguridad en un futuro", ha escrito el responsable de la comunidad, Robert Bowling, en una actualización a la entrada que escribió hace unos días reconociendo la existencia de problemas en el juego.

"En cuanto tenga más información, lo escribiré aquí. El factor clave que quiero que sepáis es que, aunque cualquier actualización lleva tiempo, estamos buscando la manera de hacer el proceso lo más rápido posible".

Bowling dice también que el estudio se está centrando principalmente en "prevenir que los hackers afecten a los jugadores legales" y en "saber qué jugadores se han visto ya afectados".

Como os contábamos hace unos días, hay jugadores que han perdido sus progresos en el juego, han visto cómo cambiaban sus estadísticas y reciben mensajes obscenos en la barra de estado del juego. Tal es así, que Infinity Ward ya ha asegurado que para sus próximos juegos dejarán de confiar la seguridad del título a la seguridad de la plataforma.