Llega la última lista del año de los más vendidos de la semana en Reino Unido. Y, sorpresa, Call of Duty: Black Ops tampoco es el primero en esta ocasión. El incombustible FIFA 11 finaliza el año como el juego más vendido de la semana, sumando las unidades de todos los formatos.

Call of Duty: Black Ops finaliza el año en el segundo puesto, seguido de Need for Speed: Hot Pursuit, Just Dance 2 y Assassin's Creed: La Hermandad.

En la sexta posición se encuentra Kinect Sports, Gran Turismo 5 se va a la séptima y The Sims 3 a la octava. Fallout: New Vegas vuelve al noveno puesto y Dance Central pasa de ser el décimo noveno juego más vendido al décimo.

Acerca del autor

Iker Cortés

Iker Cortés

Colaborador