Thrustmaster acaba de desvelar el precio de su volante oficial para Gran Turismo 5. Serán 499,99 euros y no, no viene con coche.

En la nota de prensa, comentan que el T500 RS está optimizado para GT5. Vayamos ahora a las características de este periférico de lujo. El volante pesa 4,6 kilos y el set de pedales, 7,3. La palanca de cambios trasera, la parte central del volante de 30 centímetros de diámetro y el juego de pedales estan construidos en metal.

El volante puede girar hasta 1.080 grados y, gracias a un motor de parada, las tres vueltas completas son ajustables. Un sensor magnético se ha incorporado al mecanismo de dirección del volante, dando lugar a un dispositivo con 16 bits de resolución y 65.536 valores posibles en su eje de dirección.

El espacio y la altura de los pedales son también totalmente ajustables, y permite dos posiciones de conducción: montado en el suelo al estilo de la Formula 1 o suspendido como en GT.

El conjunto incluye también una plataforma para reposar los pies, también de metal. El mecanisco de Force Feedback es "vigoroso, rápido y extremadamente sensible". Una palanca de cambios independiente saldrá a la venta durante los próximos meses.

"La meta que se ha propuesto el equipo de Thrustmaster es diseñar el volante más preciso que jamás se haya desarrollado, sin ningún tipo de latencia, para reproducir exactamente las sensaciones de GT5 y permitir a los usuarios experimentar las emociones reales que tienen los corredores en los circuitos", ha explicado el jefe de Polyphony Digital, Kazunori Yamauchi.

El T500 RS llegará a Europa y Norteamérica el próximo 5 de enero. Lo hará, como ya hemos dicho, a un precio de 499,99 euros. Os dejamos con unas imágenes del periférico.