¿Han muerto los juegos musicales?

Analizamos su debacle en ventas.

Es algo que llevamos escuchando varios meses: el género musical ha muerto. Ha pasado de ser la gran estrella dentro del sector del videojuego a ganarse una total indiferencia por buena parte del público. Y lo ha hecho en un tiempo récord: menos de tres años. ¿Cómo hemos llegado a esta situación? ¿Quiénes son los culpables? ¿Hay vida más allá de Guitar Hero? ¿Están condenados a su extinción los videojuegos musicales?

Tomando como ejemplo las cifras de ventas durante la primera semana en Estados Unidos de la última entrega de la franquicia Guitar Hero, Warriors of Rock, los resultados no pueden ser más desalentadores. El juego desarrollado por Neversoft sólo ha podido colocar 177.871 unidades, sumando todas las plataformas en las que se ha publicado (Xbox 360, PlayStation 3 y Nintendo Wii). La diferencia es bastante grande si se compara con las ventas hace poco más de un año de Guitar Hero 5, que en su primera semana alcanzó la cifra de 385.553 copias (contando las mismas plataformas, hemos obviado deliberadamente PS2 para hacer una comparación más justa).

gh3
Guitar Hero III es el punto álgido de la saga. Incluso a pesar de que salga Slash...

Pero la debacle es todavía mayor si echamos la vista aún más atrás. Guitar Hero: World Tour (2008) vendió en siete días 601.126 unidades, y Guitar Hero III: Legends of Rock, publicado en el momento en el que el género estaba más de moda, en 2007, la friolera de 1.384.320 copias. Y el dato definitivo: un spin-off teóricamente menor y dirigido a un público muy concreto (y ni de lejos tan amplio) como Guitar Hero: Aerosmith vendió durante su primera semana 394.031 unidades, más del doble de lo que ha conseguido ahora la sexta entrega de la saga principal.

El problema podría ser específico de Activision, pero si se observa a su principal competidor, el Rock Band de Electronic Arts, vemos que las cifras son similares. Rock Band 2, publicado el mismo año que GH:WT, vendió 509.315 unidades. Su antecesor, y a pesar de la polémica por el elevado precio de los instrumentos (por aquel entonces Guitar Hero era únicamente eso, la guitarra) se las apañó para colocar 363.991 copias. La última entrega, aún contando con el enorme tirón de los Beatles, a duras penas llegó a las 603.782 unidades. El próximo viernes se estrenará en las tiendas la tercera entrega de la saga, pero todo apunta a que se repetirá una situación parecida a sufrida por Warriors of Rock (con la diferencia de que Rock Band no es para EA una de sus grandes títulos, como sí lo es Guitar Hero para Activision). Es más, me aventuraría a apostar a que durante su primera semana no llegará ni por asomo a las 250.000 copias.

¿Pero son estas dos franquicias las únicas en el género? No, y tampoco son las únicas que han mostrado un claro declive en sus ventas. SingStar, la saga de karaoke desarrollada por el Studio London de Sony Computer Entertainment Europe, nunca ha arrasado en el mercado como lo hizo Guitar Hero (de hecho siempre ha sido un juego "de nicho"), pero las primeras entregas para PlayStation 2 oscilaban entre el millón y los dos millones de copias. El primer SingStar para PlayStation 3, sin embargo, no pasó de las 930.000 unidades, y las secuelas que han llegado después no superan las 250.000 copias cada una. Y ojo, que aquí ya estamos hablando de ventas totales a nivel mundial, no durante su primera semana en las tiendas de un territorio en concreto.

dance
Girls just wanna have fun. Por eso triunfa Just Dance.

DJ Hero, un título en el que Activision puso bastantes esperanzas, tampoco rindió según lo esperado. De hecho sus inicios fueron desastrosos, aunque poco a poco consiguió remontar el vuelo hasta alcanzar 855.151 unidades en Xbox 360, mientras que las versiones para PlayStation 3 y Wii a duras penas superan el medio millón de copias. Números decentes, pero que ni de lejos llegan a cumplir las expectativas depositadas en él. Su secuela, pese a estar cosechando buenas críticas por parte de la prensa especializada, no se espera que sea un gran éxito en las listas de ventas.

El único rayo de luz dentro de este desolador panorama lo aporta Just Dance, el juego de baile exclusivo para Wii desarrollado por Ubisoft. Su comienzo fue errático y poco prometedor, pero sus ventas fueron creciendo semana tras semana hasta llegar al punto de desbancar al intocable Modern Warfare 2 en las listas de ventas de Reino Unido. A día de hoy ha vendido nada más y nada menos que 4.141.549 copias en todo el mundo, más de lo que en su día vendió el Guitar Hero III de Wii. Su secuela llegó a las tiendas españolas la semana pasada, aunque todavía habrá que esperar para ver si se trata de un one hit wonder o la franquicia tiene un recorrido más largo.

Ir a los comentarios (14)

Acerca del autor

Josep Maria Sempere

Josep Maria Sempere

Subdirector  |  kr3at0r

Josep Maria es subdirector y fundador de Eurogamer España y el máximo responsable del día a día de su línea editorial y de contenidos. Ama el punk-rock, el cine palomitero de Hollywood, los simuladores de submarinos, la sci-fi, los cacharros de Apple y la década de los 80. Puedes leerlo también en BFG9000 o en su Twitter (@kr3at0r).

Contenido relacionado

También en Eurogamer...

Comentarios (14)

Ya no se pueden publicar más comentarios. ¡Gracias por tu aportación!

Ocultar los comentarios con baja puntuación
Orden
Hilos