Tim Willits, de id Software, se ha mostrado contrario a las recientes declaraciones de Kudo Tsunoda, el responsable de Kinect en Microsoft, en las que aseguraba que el género del first-person shooter estaba muriéndose en el PC.

Según explicó Tsunoda en una entrevista a la revista Game Informer, "Halo hizo un trabajo asombroso construyendo un first-person shooter exclusivo para consola y ahora difícilmente cualquiera juega a FPS en PC. Todo gira en torno a las consolas", comentó.

¿Una afirmación atrevida? Así lo cree id Software. El estudio inventó el género con Wolfenstein 3D en PC en 1992 y lo refinó con Doom y Quake y, desde entonces, ha seguido dando soporte a la plataforma.

"El PC sigue siendo una plataforma muy viable no sólo para juegos FPS sino para todos los demás géneros", ha asegurado Willits a Eurogamer en una defensa férrea de los ordenadores personales..

"En mi opinión, el PC seguirá siendo el núcleo de la industria de los videojuegos. Es la plataforma atemporal con la que los desarrolladores siempre podrán contar. A diferencia de las consolas, el PC no desaparece porque una compañía decida que ya no da beneficios o porque quiera hacer una nueva versión de la máquina. El PC está siempre evolucionando y se mantiene estable".

Pero ha ido más allá. "El género del FPS sigue siendo grande en PC. El control responde muy bien, el teclado permite muchas más opciones y elecciones y las redes sociales del PC te permiten jugar con tus amigos de forma mucho más fácil que en cualquier consola. Además, como todo hardcore de los FPS te dirá, el ratón es el mejor periférico para apuntar", añade.

El próximo juego de id Software, Rage, llegará a PC, PlayStation 3 y Xbox 360 en septiembre de 2011 y parece impresionante.