Xbox 360 vs. PS3: Comparativa septiembre

Ocho juegos, frente a frente.

Los juegos multiplataforma han ido saliendo durante el verano y ya es hora de que nos pongamos a comparar sus versiones antes del tsunami navideño. En esta ocasión compararemos ocho juegos recientes incluída nuestra primera comparativa multiformato PSN/XBLA.

Como es habitual, nuestro análisis se sustenta con una amplia gama de materiales: capturas a 24-bit RGB de cada juego (incluyendo a 1080p cuando PS3 lo permite), vídeos comparativos usando compresión h264 y capturas en alta definición. Nuestras comparativas han ido evolucionando con el paso de tiempo, y una vez más los datos disponibles han aumentado: ahora hay análisis discreto de frame-rate y lecturas de v-sync añadidas a los vídeos.

En esta ocasión vamos a comparar los siguientes juegos:

La siguiente ronda comparativa ya está en preparación, pero próximamente publicaremos un artículo especial centrado en Batman: Arkham Asylum comparando las tres versiones disponibles.

Wolfenstein

En una generación que ha estado claramente dominada por el Unreal Engine, resulta novedoso ver un juego de acción en primera persona third-party que no use el extendido motor de Epic. Pocos juegos han utilizado el ya antiguo motor idTech 4. Antes de Wolfenstein, estoy prácticamente seguro de que el único juego multiplataforma que hemos visto usando esta tecnología es Enemy Territory: Quake Wars. En ese caso dos desarrolladoras totalmente diferentes se encargaron de cada versión, lo cual dio como resultado dos productos muy diferentes.

En el caso de Wolfenstein, Raven se ha encargado de ambas versiones usando un motor cuya base data de 2005, aunque se ha mejorado para sacar partido de las CPUs multicore de la actual generación de consolas y de las potentes GPUs de estas máquinas. Así que... ¿qué tal luce el juego?

Exclusiva: Comparativa Wolfenstein

Teniendo en cuenta las numerosas historias en internet sobre los problemas que está teniendo id Software para portar su tecnología idTech 5 a PlayStation 3, resulta interesante comprobar que el trabajo de Raven con su predecesor se ha trasladado bastante bien a la plataforma de Sony.

En términos de rendimiento y calidad de imagen, ambas versiones tienen pros y contras. Para empezar, el juego tiene una consistencia visual mejor que en la versión de Xbox 360: la versión para PS3 tiene v-sync sin ningún frame roto, en contraste con la versión para 360. En cambio, Wolfenstein es un poco más borroso en PS3 - dudo que tenga que ver con la calidad de las texturas, sino más bien con el formato de pixel usado en el framebuffer. Pero eso no supone un problema comparado con el frame-rate. El rendimiento es peor y responde menos en PS3 que Xbox 360, y esto se debe a las decisiones tomadas por la desarrolladora.

En Xbox 360 el objetivo es mantener 30FPS bajo cualquier circunstancia: mientras que la versión para PS3 tiene caídas de framerate cuando la situación a renderizar es complicada, en Xbox 360 el tearing hace acto de presencia. El lag en Xbox 360 es mucho menos apreciable que en PS3, pero a expensas de una integridad de imagen que sufre por culpa de un excesivo tearing. Podéis haceros una idea echando un vistazo al análisis de rendimiento que hicimos en Digital Foundry de la versión para la consola de Microsoft. De todas formas, la idea de que el idTech 4 es cosa del pasado es errónea: Brink, de Bethesda, también usa una versión mejorada del idTech 4 y era uno de los juegos más espectaculares que pudimos ver en la pasada gamescom.

Wolfenstein es un juego normalito con un rendimiento normalito en ambas consolas, con algunos pros y contras para cada versión. Cual escoger es una pura elección personal: frame-rate y velocidad de respuesta frente a integridad visual.

Battlefield 1943

El debut del motor propietario Frostbyte de DICE con Battlefield: Bad Company fue francamente prometedor. El aspecto visual parecía nuevo, distinto y el rendimiento en ambas plataformas muy parecido. Donde el juego estaba limitado era en el modelo de destrucción: pese a que funcionaba bastante bien ofreciendo un entorno que podía destruirse casi por completo, los escenarios seguían patrones predecibles que arruinaban la ilusión.

Battlefield 1943 parece haber solventado este problema, y en lo que se refiere a juegos descargables baratos es un título muy fuerte, incluso pese a que las versiones para consola no puedan igualar los estupendamente grandes combates para 64 jugadores que caracterizaban a los juegos de PC. Es otro gran ejemplo de lo que es capaz el motor Frostbyte, incluso aunque las diferencias de rendimiento entre Xbox 360 y PS3 sean notables.

Exclusiva: Comparativa Battlefield 1943

Aunque el look en general es similar, hay una clara ventaja para el código de 360, especialmente por el uso de mapas normales que añaden una capa extra de profundidad a los escenarios, y que parecen estar completamente ausentes en la versión para PS3. En la tercera captura de la galería podéis ver con claridad la diferencia y lo planos que pueden ser los detalles del entorno. En la consola de Sony también hay algunas texturas de baja resolución. Ambos juegos funcionan de forma nativa a 720p pero no tienen ningún tipo de anti-aliasing, lo cual en un juego colorista y brillante como este hace más fácil de apreciar los jaggies.

Ambas versiones funcionan francamente bien, y el rendimiento pocas veces varía de 30FPS. Cuando mantener el frame-rate es un problema, Battlefield 1943 desactiva el v-sync para asegurar la suavidad en el movimiento y el control. En un juego como éste, en el que cada partida es diferente, el rendimiento entre A y B es casi imposible de medir con precisión, pero parece que la versión 360 tendía a presentar más tearing.

Probablemente el elemento con más impacto que preocupa a la gente es la estabilidad de la conexión online. En PS3 particularmente hay muchas quejas de desconexiones repentinas. Pese a que pasé bastante tiempo jugando a ambas versiones, y cada una de ellas rindió de forma impecable, los comentarios en los foros y en Twitter hablan por si mismos.

Si DICE consigue solventar este problema, Battlefield 1943 se convertirá en uno de esos juegos en los que las diferencias de rendimiento no son tan importantes como en el resto de títulos, y lo que verdaderamente importará es tu pericia frente a la de tus amigos. Y ciertamente, en términos de jugabilidad, las dos versiones son exactamente iguales.

Comentarios (12)

Ya no se pueden publicar más comentarios. ¡Gracias por tu aportación!