UFC 2009: Undisputed

Un serio aspirante al título.

Este deporte llamado Ultimate Fighting Championship está triunfando como la espuma por una razón bien simple: es espectáculo puro. Mientras que otros tipos de lucha como el judo o el boxeo son mucho más técnicos, en UFC vale prácticamente todo. Viendo uno de estos combates no te aburrirás nunca; a lo sumo te taparás los ojos para que no te salpique la sangre.

Este juego que nos ocupa es una gratísima sorpresa para los amantes del género y tiene un planteamiento algo difícil de describir. No es, en absoluto, un juego arcade de los de apretar botones. Si lo haces te noquearán en un tris tras y caerás como una mariposa. Su jugabilidad se acerca más bien a la de los juegos de lucha clásicos y algo hardcores en los que es fundamental saber lo que estás haciendo. Pero con una gran diferencia: aquí los gráficos son en 3D y con un realismo que asusta.

Los controles

Asustan también, al principio, los controles, que os voy a intentar explicar sin liarme demasiado. La base es que cada personaje combina dos estilos de lucha: uno para cuando está de pie y otro para hacer llaves en el suelo.

Para los golpes podemos elegir boxeo, kick boxing y Muay Thai y cada una tiene algunas propiedades distintas. Los puñetazos y las patadas se ejecutan con los cuatro botones principales del mando (dos sirven para puño y patada izquierda y otros para la derecha). Si además pulsamos adelante el golpe que se dará tiene más potencia, pero es menos rápido. Y también podemos añadirle dos modificadores. Con el gatillo izquierdo apuntamos a la parte baja del cuerpo y con el botón superior izquierdo ejecutamos un golpe especial ultra fuerte (y bastante lento). Finalmente nos protegeremos arriba con el botón superior derecho y abajo con el gatillo derecho.

Sí, esto parece simple, y de hecho lo es. Este tipo de enfrentamiento, sin embargo, tiene su miga y hay que saber valorar varios aspectos, entre ellos la energía que gastamos. Si nos liamos a aporrear al rival sin parar nos cansaremos… y entonces el mínimo golpe que recibamos nos hará un daño desproporcionado. También podemos ejecutar combos y contraataques, que son fundamentales cuando compites a cierto nivel.

1

El del pantalón negro está demasiado expuesto. Un golpe ahí.. duele. Mucho.

Un último aspecto a comentar en este apartado son los “clinch”, es decir, los agarres. Se ejecutan con el stick derecho y nos acercan al rival. Y no, esos abrazos sudorosos que se dan no son de amor. Cuando estás en clinch puedes soltar unas cuantas leches (y rodillazos en la cara si sabes Muay Thai) o lanzar al rival al suelo.

Y ahí es donde se complica la cosa y entran en acción la lucha libre, el judo y el jiu-jitsu.

Cuando tiras al rival al suelo (botón superior izquierdo + stick derecho si estás en clinch o gatillo izquierdo más stick derecho si estás frente al rival) estás ejecutando un “takedown”. El tema es que si te colocas encima —no, no hablamos de la postura del misionero— dominas. Es más fácil atacar y tus golpes hacen más daño. El de abajo tiene que intentar zafarse de tu agarre como sea.

Comentarios (4)

Ya no se pueden publicar más comentarios. ¡Gracias por tu aportación!