Análisis de Tony Hawk's Pro Skater HD

Faceplant.

Sobre el papel, Tony Hawk's Pro Skater HD iba a ser mi juego del verano. Qué demonios, quizás incluso mi juego del año (superando a mi debilidad personal, Pinball Arcade... pero eso es otro tema). Adoro el juego original de 1999, y adoro también sus dos primeras secuelas, especialmente el nivel del crucero de THPS3 y el momento en el que sonó por primera vez en él Not the Same, de los tristemente desaparecidos Bodyjar. Me gustan tanto y he pasado tantísimas horas con ellos que soy incluso capaz de perdonar la espiral de autodestrucción en la que entró la saga en entregas posteriores, alcanzando su punto más ridículo con la tabla de Tony Hawk Ride. Luego llegó el Skate de EA Blackbox y cambié de bando, pero Tony Hawk's Pro Skater siempre ha tenido reservado un pequeño pedacito de mi frío corazón.

Su remake en alta definición pintaba bien: Activision prometía recuperar la jugabilidad clásica, los personajes y la música de los dos primeros juegos de la saga, así como siete niveles que están grabados a fuego en la memoria de los fans. Empezando en la primera pantalla, la del almacén, las cosas son prometedoras: las rampas, barandillas y saltos están justo donde los recordabas, en pocos segundos rememoras cómo hacer combos largos e imposibles y la simplicidad de tener tan sólo dos minutos para cumplir una serie de objetivos (recolectar las letras de la palabra S-K-A-T-E, por ejemplo) hace que te sientas como en casa. Las cintas de vídeo dejan paso a los discos DVD, sí, pero parece que todo está en su sitio.

Pero bastan unos pocos minutos para sentir que algo no va bien. Las físicas son diferentes (amén de mostrar unos cuantos bugs) y los skaters más lentos y pesados, los combos alcanzan puntuaciones estratosféricas con facilidad por el abuso de un manual no demasiado bien equilibrado y la mecánica de algunos movimientos, como el wall ride, parece rota. Este remake es mejor que el terrible Shred y no pierde el tiempo con tonterías como el Nail the Trick de Project 8, desde luego, pero sin duda está muy lejos de la genialidad de los tres primeros Tony Hawk. Y Robomodo, desgraciadamente, no es Neversoft.

El error es quizás que Tony Hawk's Pro Skater HD intenta apelar al fan de toda la vida, a aquel que se conocía al dedillo todos los rincones y secretos de niveles como Warehouse o Marseille, pero para ese público en particular decepciona porque, aún respetando muchas cosas, introduce cambios en lo que debería mantenerse totalmente inalterado: la jugabilidad. Algunos jugadores no serán conscientes de ello, pero otros notarán claramente que algo falla al intentar hacer un grind en los raíles, en la impredecibilidad de algunos movimientos, en una rejugabilidad limitada por haber escogido curiosamente los niveles más pequeños o en que el juego incluso se ve lastrado por factores externos: la cruceta digital del mando de Xbox 360 no es tan fiable como la del pad de PSOne, y el stick analógico carece de precisión para hacer ciertos trucos.

♫ I am extradited, uninvited / It's just another saturday ♫

En cierto modo notas que los desarrolladores han querido coger un poco de THPS y THPS2 añadiendo algo de cosecha propia, pero al hacerlo han roto ese fino equilibrio que triunfó con tanto éxito en los juegos originales. El roster de personajes es un buen ejemplo: ahí están Tony Hawk (evidentemente), Rodney Mullen (no os perdáis esto, por favor) o Andrew Reynolds, pero desaparecen Chad Muska, Bob Burnquist o Bucky Lasek para dejar paso a unos muy poco carismáticos Jake Harrison o Lyn-Z Adams. Tampoco hay editor de personajes, aunque al menos tienes la curiosa opción de usar tu avatar de Xbox Live o desbloquear al mítico Officer Dick o a Ollie The Magic Bum.

Algo similar ocurre con la banda sonora: es genial recuperar temazos de como 'May 16' de Lagwagon, 'No Cigar' de Millencolin, 'You' de Bad Religion o la mítica 'Superman' de Goldfinger, pero las nuevas canciones (de grupos semidesconocidos como Apex Manor, Middle Class Rut o Telekinesis) sencillamente no están a la altura, y la ausencia de algo tan necesario como una opción para editar la tracklist o saltar una pista no le hace ningún favor. Ya no es pedir la posibilidad de usar los temas que tengas guardados en el disco duro de la consola, sino de simplemente evitar la terrible canción de Lateef the Truthspeaker.

Si no es una copia exacta del original y se han introducido cambios resulta todavía más inexplicable la ausencia del revert, un movimiento que se incluyó por primera vez en THPS3 y que desde entonces resulta esencial para enlazar combos. Robomodo lo justifica argumentando que no estaba en los dos primeros juegos (obviando que el manual tampoco estaba en THPS1 y aquí sí puedes hacerlo en cualquier momento), pero la situación adquiere tintes un poco surrealistas cuando descubres que lo incluirán como parte del primer DLC. Feo.

Como feo es también que el multijugador local a pantalla partida y el HORSE desaparezcan por completo, aunque este remake venga bien servido de modos online. A los clásicos Grafitti o Trick Attack se unen novedades como Hawkman o Big Head Survival; en el primero coleccionas monedas haciendo trucos con ellas, y en el segundo tu cabeza se va inflando hasta que explota en confetti, obligándote a hacer trucos para reducir la hinchazón. El juego es muy completo a nivel de contenido individual, pero es quizás en su faceta online donde sale más beneficiado de la puesta al día.

La verdad es que hay destellos de calidad en el juego de Robomodo, algunos momentos que te hacen recordar la genialidad del original y que justifican la existencia de un remake de loables intenciones pero no tan inspirada ejecución. Es una lástima que esos momentos se vean eclipsados por unos pecados que pesan como una losa precisamente para el público al que en teoría iba dirigido, ese que, en el fondo, tan sólo pedía una copia 1:1 de la mecánica jugable ideada por Neversoft. Un público que esperaba un 1080 y que se encontrará aquí con poco más que un faceplant. Divertido, sí, pero un faceplant al fin y al cabo. Una pena.

6 / 10

Leer nuestra política sobre puntuaciones Análisis de Tony Hawk's Pro Skater HD Josep Maria Sempere Faceplant. 2012-07-19T07:00:00+02:00 6 10

Comentarios (5)

Ya no se pueden publicar más comentarios. ¡Gracias por tu aportación!