Tiger Woods PGA Tour 09

Birdie.

Criticar el hecho de que EA realiza pocos cambios entre una iteración y la siguiente en sus sagas deportivas es cuanto menos cuestionable. Cuando se tiene una base bien consolidada resultaría no solo arriesgado sino también estúpido intentar rizar el rizo. Si las cosas funcionan bien, estaréis conmigo en afirmar que no es necesario realizar cambios estructurales profundos. Ese es el caso de Tiger Woods PGA Tour 09, un juego que toma los cimientos de la edición del año pasado para simplemente limitarse a pulir sus pocos defectos. Y el resultado, si bien continuista, es prácticamente perfecto.

De acuerdo que sobre el papel esta nueva entrega parece sólo retocar algunas de la novedades introducidas en PGA Tour 08, pero algunos de estos cambios son tan sustanciales que afectan y benefician en gran manera a la jugabilidad. La GamerNet de EA, por ejemplo, ahora está totalmente integrada en los modos principales de juego, a pesar de tener también su menú propio. Todavía puedes guardar repeticiones de tus mejores golpes y competir con otros jugadores para medir tu rendimiento, pero ahora todos estos modos aparecerán durante el juego para un solo jugador.

Por ejemplo, en un tee en particular escucharás una pequeña melodía y aparecerá un indicador en la parte superior de la pantalla avisándote de que otro jugador de cualquier parte del mundo tiene el récord con el golpe más largo. Una línea fantasma aparecerá a lo largo de la pantalla para ilustrar dicho golpe. O quizás al acercarte al green aparezca un reto lanzado por otro jugador a superar su mejor golpe para acercarse al hoyo. Estos retos no son obligatorios y no resultan intrusivos, convirtiendo la GamerNet de un simple clon de YouTube a una divertida manera de ver cómo juegan otros jugadores mientras tú lo haces. El deporte está basado en estadísticas y récords, y esta es una manera inteligente de incorporar esa competitividad sin afectar al núcleo de la jugabilidad.

1

De hecho, este nuevo multijugador integrado en los modos individuales es, seguramente, la novedad más importante de PGA Tour 09. Entre todos destaca el nuevo modo online, llamado Simultaneous Stroke Play, que permite a cuatro jugadores competir de forma simultánea y sin turnos. Arcos de colores se dibujan en la pantalla en tiempo real a medida que los otros jugadores van golpeando a la bola, mientras otros marcadores te permiten ver sus demás golpes. Si terminas antes que el resto de jugadores, entras en un modo de espectador para ver cómo los demás terminan el hoyo. La idea es brillante, está aplicada de forma perfecta y, en el fondo, es tan simple que se hace extraño pensar que a nadie se le hubiera ocurrido antes. Además puede ser tremendamente instructivo, ya que al ver los golpes de jugadores más expertos podemos aprender mejores vías de llegar al green. O tremendamente divertido si uno de nuestros contrincantes se queda encallado entre un bunker, un lago y un bosque, lo cual empezará a mostrar en pantalla montones de lineas en una clara muestra de su agonía para salir de la trampa.

Al igual que en la edición anterior, el pilar básico de la jugabilidad es la mejora de las habilidades de nuestro golfista. Empezamos con un tipo más bien mediocre, cuyas estadísticas mejorarán automáticamente en función de lo bien que juegue, en vez de tener que repartir puntos de experiencia de forma manual como en muchos otros juegos de golf. Además, contaremos con la inestimable ayuda de Hank Haney (el entrenador de Tiger Woods), quien hará acto de presencia tras cada ronda para proponernos unas prácticas personalizadas para mejorar cuatro áreas de nuestro juego (potencia, precisión, juego en corto y putting). Estas pruebas se basarán en los hoyos que nos hayan dado más problemas, y deberemos volver a jugarlos con la ayuda de indicadores que muestran a dónde debemos golpear o con que fuerza. En caso de que superemos estas prácticas, nuestras estadísticas mejoraran acorde con ello.

2

Todo el proceso de mejora de habilidad podría volverse aburrido y repetitivo con el tiempo, pero EA ha introducido "atributos dinámicos" para que no nos relajemos en nuestro juego. En la edición anterior nuestras estadísticas sólo podían mejorar (hasta llegar al nivel de Tiger Woods), lo cual hacía que a partir de cierto nivel el juego se volviese demasiado fácil. Ahora las cosas han cambiado, y una mala ronda, con malos resultados en los cuatro puntos de nuestro juego antes mencionados, hará que nuestras estadísticas bajen. No es un método perfecto, porque siempre podemos hacernos un torneo a medida con hoyos fáciles para repetirlo una y otra vez y mejorar nuestro golfista, pero al menos el nuevo sistema deja menos lugar a la autocomplacencia. Y, lo que es mejor, deja la sensación al jugador de que la frustración proviene de sus propias limitaciones, y no de las del juego.

PGA Tour 09 mantiene el control dual de la anterior edición. Se puede escoger entre el clásico medidor con una barra y tres clics (inicio, potencia y precisión) u otro más visual e intuitivo en el cual se ejecuta el golpe mediante un movimiento en el stick analógico derecho (algo similar al Flick-It de Skate pero mucho más simplificado). Personalmente considero que el control clásico continua siendo el más preciso y adecuado para una simulación, pero la alternativa analógica puede resultar interesante y atractiva para los nuevos jugadores.

Comentarios (5)

Ya no se pueden publicar más comentarios. ¡Gracias por tu aportación!