Análisis de Sly Cooper: Ladrones en el Tiempo

Como en los viejos tiempos.

Sanzaru Games ha conseguido mantener el listón de la saga con un título notable que funciona especialmente bien en Vita.

Sly Cooper es un viejo conocido de los usuarios de PS2, una consola de una época en la que el género de los juegos de plataformas vivió una segunda juventud tridimensional que, aún dominada por Mario y Sonic, nos regaló joyas como Ratchet and Clank, Jak and Daxter o el propio Sly Cooper. Ladrones en el Tiempo sigue la estela de sus predecesores, incluso cambiando de desarrolladora.

Sanzaru Games sustituye a Sucker Punch, pero continúa utilizando los mismos patrones que un día hicieron destacar a Sly Cooper entre cientos de títulos para la 128 bits de Sony, algo que no tiene que verse como algo negativo. Quizá se esperaba una mayor variedad o una evolución más acusada, especialmente ahora que Sony parece apostar por virguerías como el Cross-Play entre Vita y PS3, pero el resultado final no es en absoluto malo.

Nada más encender Vita puede apreciarse que en el plano técnico el diseño es similar al ofrecido en la trilogía para PS2, pero eso sí, con un gran lavado de cara y un incremento sustancial en el número de polígonos y efectos en pantalla. Dado que Cooper debe visitar varias épocas de la historia de sus ancestros, la variedad de escenarios y la personalidad de cada uno de ellos es importante. En general se ve muy cuidado a nivel visual, lo que lleva a pensar que sus desarrolladores se han empeñado en demostrar que Vita está mucho más cerca de PS3 que de su hermana mayor.

1

Sin embargo, aunque visualmente el juego luce realmente bien, la parte jugable no se encuentra al mismo nivel. Sly es puro sigilo y pocas veces recurrirá a su bastón para abrirse paso, esa labor corresponde a otros personajes que aportan características propias y que añaden a la acción un poco de variedad, como avanzar a base de mamporros o con ciertas dosis de velocidad, usar el paracaídas para planear y acortar distancia, utilizar disfraces, buscar caminos alternativos con unos anteojos, etc.

Más sobre Sly Cooper: Thieves in Time

Poca variedad y falta de chispa, ahí está el "problema". Nada de lo visto en Ladrones en el Tiempo es realmente diferente a otros juegos de plataformas. Los patrones de ataque acaban siendo siempre los mismos y superar una zona puede resultar o muy fácil o un infierno de abnegación y repetición desde el último punto de control. Los clichés de cumplir objetivos, recoger monedas o buscar ítems ocultos no varían en los diferentes escenarios del juego, y las misiones secundarias suelen ser breves y a veces hasta innecesarias y molestas.

Pero aún así, este Sly Cooper es un juego perfecto para una portátil. Tiene suficientes horas de juego como para aguantar en la consola varias semanas, se deja jugar muy bien tanto en partidas cortas como en periodos más extendidos y combina el control de varios personajes con el uso de diferentes disfraces para modificar las habilidades. Además, se puede grabar en cualquier parte, algo importante en una portátil y, opcionalmente, invertir mucho tiempo recolectando determinados elementos esparcidos por todos los mundos para conseguir tesoros extra que merecen la pena.

Sanzaru Games ha conseguido mantenerse en el listón de la saga con un título notable que parte de una buena idea. Este viaje de Cooper en el tiempo para visitar parte del árbol genealógico de su familia es una premisa que ofrece un punto de variedad gracias a las diferentes épocas que nos tocará visitar. El juego funciona realmente bien en una consola vomo Vita, pero al mismo tiempo hay que ser exigentes y pensar que si otros géneros han sido capaces de aprovechar la mayor potencia de las máquinas actuales, los juegos de plataformas también deberían hacerlo para no limitarse a ofrecer lo mismo que antaño pero más bonito.

7 / 10

Leer nuestra política sobre puntuaciones Análisis de Sly Cooper: Ladrones en el Tiempo Gustavo Benéitez Como en los viejos tiempos. 2013-03-25T18:01:00+01:00 7 10

Comentarios (8)

Ya no se pueden publicar más comentarios. ¡Gracias por tu aportación!