Silent Hill: Shattered Memories

Huyendo hacia delante.

"Este juego juega con tus emociones tanto como tú lo haces con el juego"

Con este vaticinio comienza Silent Hill: Shattered Memories, avisando que estamos ante un producto diferente. Desde un primer momento el título deja claro que lo representado en pantalla es una evocación más o menos cercana de tus sentimientos y emociones, derivada del poder oscuro subyacente en la saga, cuyo sello de identidad no ha sido otro que el de dotar de forma y cuerpo a los miedos y debilidades de sus protagonistas, de sus fallos y sus pecados. Shattered Memories nos vuelve a hacer mirar el lado terrible del alma de Harry Mason. Y esta vez también a la tuya propia.

Sobre Harry hay que decir muchas cosas, pero lo principal es que se trata de un escritor de mediana edad que viaja en coche con su hija Cheryl de siete años, hasta sufrir un desafortunado accidente en Silent Hill a causa de una intensa tormenta de nieve. Tras el suceso, Harry está confundido, su memoria va y viene, y lo peor: su pequeña ha desaparecido. Así pues, armado con tan sólo una linterna decide salir a capear el frío, la nieve y la inquietante presencia que parece acechar en cada esquina del pueblo para encontrar a Cheryl.

1

Esta es la base sobre la que se alzaba el Silent Hill original y que nos volvemos a encontrar con ligeros cambios en Shattered Memories, título que no es precisamente un remake sino más bien un nuevo giro al enfoque argumental del clásico de terror psicológico de Konami. Los seguidores de la franquicia encontrarán en este título mecánicas, personajes y situaciones familiares que convergen con los nuevos conceptos desarrollados por Climax Studios para redirigir esta entrega hacia la pauta original, cuya apuesta relegaba los enfrentamientos directos en favor de la huida constante. Algunos usuarios estarán satisfechos con los cambios de igual modo que otros los encontrarán desafortunados pero es innegable que Shattered Memories cuenta con una atmósfera de lo más opresivo e inquietante, aunque la niebla haya sido sustituida por nieve.

La desdibujada línea argumental del título ha sido tratada con bastante mimo para lograr transmitir las sensaciones de una forma correcta, desde los modelos de los personajes hasta el doblaje inglés; todo se acopla sin holgura para describir de manera fiel a los protagonistas de la historia. Un detalle que no se puede pasar por alto es la presencia de Akira Yamaoka (compositor de la serie) al cargo de la banda sonora, cuyo trabajo es de una importancia capital para lograr ese toque onírico y escalofriante distintivo de la serie.

Comentarios (3)

Ya no se pueden publicar más comentarios. ¡Gracias por tu aportación!