Resident Evil: The Darkside Chronicles

Memorias de una ciudad perdida.

The Darkside Chronicles parte de una situación relativamente cómoda. En primer lugar porque se basa en dos juegos muy apreciados y no ha de cargar con la angustiosa necesidad de tener que revalidarse en forma de remake. En segundo lugar porque sus creadores han contado con el feed-back de los usuarios que jugaron a la primera parte lanzada hace exactamente dos años. Finalmente, y por si todo esto fuera poco, porque sale al mercado con buenas expectativas de ventas aún siendo un tipo de juego adulto de esos que tan a menudo las pasan canutas para triunfar en Wii.

Esta segunda entrega de la crónicas pistoleras de Resident Evil para Wii nos permite revivir las aventuras de los dos protagonistas más carismáticos de la saga (Leon S. Kennedy y Claire Redfield) y al mismo tiempo supone un retorno a algunas de las escenas más recordadas de la franquicia. Estamos hablando de revisitar la mítica comisaría de policía de Raccoon City, de revivir la entrada triunfal del que sin duda es el mejor enemigo de toda la saga (adivinad a cual me refiero), de volver a ponernos en la piel de Cocodrilo Dundee en las cloacas, de escuchar los pasos de Tyrant pisándonos los talones, de enfrentarnos a Wesker en Rockfort Island...

Todos estos acontecimientos son conocidos –y por lo tanto previsibles– pero aquí parecen totalmente nuevos gracias al punto de vista radicalmente distinto que nos ofrece el vivir las experiencias de Resident Evil 2 y Code: Veronica desde los propios ojos de sus protagonistas. En este sentido, como producto plenamente "fan service" que es, aquellos que más disfrutarán de Darkside Chronicles son los fans de la saga, sobre todo porque gozarán recordando esos momentos memorables. De todas maneras Capcom y Cavia tampoco se han olvidado de los jugadores que se acerquen por primera vez a esta historia de zombis. Y es que nuevamente estamos ante un shooter sobre raíles, uno de los géneros más antiguos y a la vez más accesibles, razón por la que este título puede gustar a un amplio abanico de jugadores.

1

¿Cómo se vería Resident Evil 5 en Wii? Gracias a las misiones inéditas de este The Darkside Chronicles podemos hacernos una idea.

Una vez dentro del juego lo primero que nos llamará la atención si somos seguidores de la saga es la trama argumental del primero de los capítulos. ¡¡Sorpresa!! Se trata de una una tercera crónica con un argumento completamente nuevo llamada "Operación Javier" y que se une a los dos historias citadas anteriormente. Es un principio muy curioso porque esta nueva trama argumental nos sirve para imaginarnos un poco que aspecto podría tener una supuesta adaptación de Resident Evil 5 a Wii, ya que aunque no tiene lugar en África se sitúa en un soleado pueblo sudamericano bastante parecido.

Cronológicamente esta nueva historia tiene lugar entre RE2 y RE4 y en ella tenemos la oportunidad de controlar tanto a Leon como –atención fans– al viejo conocido Jack "el del cuchillo" Krauser. De todas maneras este arranque inesperado es tan solo una degustación de lo que vendrá después, ya que una vez superado ese capítulo todos los niveles empezarán a sucederse de manera ordenada a partir del inicio de RE2.

3

El trabajo con la iluminación realza muchísimo los gráficos.

Por el contrario, si no somos unos fanáticos de la saga lo primero que nos llamará la atención será la espectacularidad visual del juego, a un nivel pocas veces visto en esta consola. Destaca el gran trabajo realizado con la iluminación, que aunque no llega al nivel de excelencia de la vista en Dead Space Extraction poco le queda. En comparación con la primera entrega este Darkside Chronicles es un juego más oscuro, algo que le va de perlas para crear la atmósfera adecuada y de paso le ayuda a esconder algunos fallos gráficos, como la abundante presencia de los molestos dientes de sierra. Por otro lado, los escenarios están llenos de pequeños elementos destruibles que nos servirán para encontrar todo tipo de ítems ocultos.

En cuanto a los enemigos, como ya pasaba con la primera entrega se echa en falta una mayor variedad de ellos, pero afortunadamente los imponentes enemigos finales se encargan de hacernos olvidar este pequeño error. Por otro lado, conviene destacar el excelente modelado de los personajes protagonistas, Claire sigue siendo preciosa la mires por donde la mires y a Leon continúan sin saber animarle el peinado de forma realista, algo que ya casi es una tradición.

Comentarios (1)

Ya no se pueden publicar más comentarios. ¡Gracias por tu aportación!