Ready 2 Rumble Revolution

Luchadores acaba2.

"¡Gran diversión y fácil de jugar para toda la familia!" pone en el reverso de la caja. Bueno, pues no. Como demasiados otros juegos third-party de Wii la única forma que lo verán todos —sin importar su edad, experiencia como jugador, IQ o perfil de marketing— es igual de poco manejable, complejo, impredecible y con un control desesperante.

Ready 2 Rumble Revolution toma el relevo del juego de 1999 que publicó Midway, Ready 2 Rumble Boxing, sólo que esta vez lo trae Atari. En teoría no es una mala idea. Ready 2 Rumble fue un juego de boxeo que seguía la estela de boxeadores cartoon del Punch-Out!! de Nintendo (con remake para Wii en breve). Se abrió camino en el corazón de muchos, especialmente la versión de Dreamcast, y no sin razones.

De hecho, es Ready 2 Rumble Boxing Round 2, del año 2000, el que sirve de inspiración aquí. El juego tenía a Bill y Hilary Clinton como personajes desbloqueables, junto con el ex-rey-del-pop Michael Jackson y el gigante de la NBA Shaquille O'Neal. Revolution toma esa idea y añade un puñado de otros tantos personajes incomprendidos, caricaturas de estrellas bajo seudónimos. Naturalmente actualiza la idea inicial. Como al año 2001.

Tienes a Brad Pitt en Snatch, Cerdos y Diamantes (2000), Jack Black en uniforme de escuela (School of Rock, seguramente -2003), David Beckham con el mohawk (2001), y unos corpulentos John Travolta y David Hasselhoff, cuya irrelevancia es una constante universal. Tienes la sensación de que es una oportunidad desaprovechada. Sí, son parecidos divertidos de un puñado de gente famosa, pero no hay nada especialmente emocionante en hacer que se den de tortas. Podrían haber aprovechado para meter enfrentamientos de verdad o que los combates en sí hiciesen algo de gracia.

1

El Curioso Caso de Benjamin Mando Agitado.

Cuando el único argumento de venta se desmonta así, lo que queda es cómo se ve, la estructura y la mecánica del juego. La presentación es hábil, llamativa y sólida —aunque el estilo tiene un toque que recuerda claramente al de esos caricaturistas callejeros engañaturistas, y la apariencia de los boxeadores no encaja demasiado con sus animaciones—. También puedes divertirte creando o modificando personajes con el editor.

Todo está bastante bien empaquetado. El multijugador está bien servido con combates rápidos, combates por equipos y torneos. Hay un modo Arcade y un modo Campeonato que alternan combates de fin de semana con entrenamiento diario a base de minijuegos que ayudan a completar la forma de tu personaje. Los minijuegos de entrenamiento también se pueden jugar de forma separada en caso de que lo desees (no lo harás). Los boxeadores se desbloquean en el modo arcade y cuando gastas dinero en el modo Campeonato te recompensan con atuendos para los luchadores.

En cuanto a la jugabilidad... bien, realmente no puedo decir nada de la jugabilidad, porque entre yo y ella se interpone el sistema de control de Ready 2 Rumble Revolution: una pared sólida e impenetrable, imposible y autodestructiva de control de movimiento.

Comentarios (2)

Ya no se pueden publicar más comentarios. ¡Gracias por tu aportación!