Rabbids: Mi caaasa!!!!!

Conejitos de indias.

Versión probada: Wii

Hablar de los Rabbids, esos conejos salvajes que tuvieron a bien introducirse en el organigrama del universo Rayman, es hablar de uno de los personajes más divertidos y más característicos que han aparecido últimamente en el mundo de los videojuegos.

Por desgracia, su lugar parecía estar reducido sólo a títulos de minijuegos acompañando al inefable Rayman, en tres ediciones (1, 2 y TV), que serán recordadas por lo alocadas de sus pruebas y por lo mucho que se ríen los colegas cuando van a tu casa a disfrutar de estos títulos. Pero a estos personajes les faltaba un juego que te permitiese empatizar con ellos, manejarlos lo suficiente como para poder tenerlos en cuenta en nuestro listado de personajes inolvidables.

Se supone que Rabbids: Mi caaasa!!!!! es ese juego. Y para ello el estudio de Montpellier, con Michel Ancel a la cabeza (el mismo, para el que no esté atento, que Beyond Good & Evil y King Kong) se ha encerrado 3 años para darnos esta experiencia para Wii.

Nuestras primeras impresiones son de sorpresa. Sorpresa porque te agregan un canal nuevo de Wii (para poder compartir los personajes e imágenes que creemos durante la partida), y sorpresa porque al principio es todo un poco caótico. Tras ver una graciosa escena donde nos dicen que tenemos un Rabbid dentro del mando, asistimos a una especie de tutorial donde nos explican algunas de las acciones que puedes realizar. El control es bastante sencillo, ya que manejamos a 2 Rabbids (3 si contamos el que está dentro del mando), uno empuja el carrito, que se maneja con el stick analógico del nunchuck, y otro pega berridos subido al carrito. Los berridos se activan agitando el wiimote. Además podemos correr (y eso provocará el sonido más divertido del juego) y lanzar al Rabbid que está dentro del mando (apuntando con el wiimote y apretando el botón Z) . Una vez hayamos acabado con la fase introductoria empieza el juego de verdad y que, para que nos entendamos, se puede comparar con la locura de Katamari Damacy mezclada con un juego de plataformas clásico.

1

Así, y aunque realmente este paso nos lo podemos saltar, tenemos una ciudad desde la que podemos asistir al resto de fases. Cada fase cuenta con un montón de objetos pequeños y un objeto "XL", que es el que da sentido a cada fase y que a veces añade elementos de jugabilidad (por ejemplo, en una fase cogemos una camilla que nos permite dar 3 saltos en el aire). Durante la misión nos hartaremos de recoger los ítems en el carrito al pasar encima de ellos, donde se quedará reflejado cuáles son los últimos que hemos recolectado. Estos ítems se pueden almacenar cuando nos encontremos con Rabbids con una tuba, que hará las veces de punto de control en medio de la pantalla. Y por cierto, que vaya una gracia perder un montón de ítems cuando no has llegado a la tuba correspondiente.

Comentarios (5)

Ya no se pueden publicar más comentarios. ¡Gracias por tu aportación!