Punch-Out!!

Boxeo con personalidad.

Una de las sensaciones más gratificantes para los que ya llevamos un tiempo jugando a videojuegos es recibir una adaptación bien hecha de una saga clásica. No sólo porque la nostalgia hace volver un montón de momentos sepultados bajo varias capas de recuerdos; también nos da la oportunidad de disfrutar con los que no son tan veteranos de nuestros juegos favoritos cuando teníamos su edad.

Punch-Out!! es un juego de boxeo mítico en el que llevamos a un personaje llamado Little Mac y en el que tenemos que luchar contra un ejército de contrincantes de alrededor del mundo. Cada uno está caracterizado por varios clichés de su región: un español llamado Don Flamenco y que es torero y seductor, un canadiense loco que no para de beber sirope de arce, un alemán pseudo militar, un actorcillo de Hollywood con el ego por las nubes… un total de 13, en esta nueva versión de Wii.

El único nuevo es Disco Kid, un joven que incorpora pasos de musica disco en su repertorio de golpes. Si tenéis curiosidad por ver una lista completa de personajes aquí lo tenéis todo detallado. La caracterización de cada uno de ellos es hilarante y te arrancará más de una sonrisa.

Estos trillados estereotipos están tratados con tanto amor y tanta gracia que el juego merece la pena sólo para verlos. Y no únicamente a nivel conceptual, ya que los gráficos son quizás el punto más impresionante de este Punch-Out!!. Los desarrolladores, que son los canadienses de Next Level, han cuidado sobremanera el estilo cartoon de cada personaje. Las animaciones, la expresión facial, los movimientos… todo tiene una lógica y un estilo encomiable.

Cambiando de tercio, yo no describiría Punch-Out!! como un juego de lucha. Es más bien un título de puzzles, de habilidad. Cada contrincante vendría a ser como el jefe final de nivel de un juego convencional al que hay que encontrarle los puntos débiles. Cada uno se derrota de una forma distinta y nos plantea un reto totalmente nuevo.

2

No debería haber hablado de la guerra...

La forma de vencerlos es bien simple: puñetazo a la cara con la derecha y la izquierda, puñetazo bajo a derecha e izquierda. Esquivar a los lados, proteger y agacharse. Y ya está. El control que viene por defecto es mando de Wii más nunchuck; haciendo el gesto de puñetazo con una u otra mano pegamos leches, y con el botón de arriba de la cruceta golpeamos en la cabeza. También podemos sumarle el Balance Board si queremos esquivar moviendo el cuerpo.

A la práctica todos acabamos yendo a opciones y cambiando el tipo de control: es mucho más práctico jugar sólo con el mando en horizontal, moviéndote con la cruceta y golpeando con los dos botones. A la antigua usanza.

Comentarios (4)

Ya no se pueden publicar más comentarios. ¡Gracias por tu aportación!