Eurogamer.es

Scorpio para inexpertos: explicamos la tecnología que se esconde en la nueva Xbox

Si no distingues un teraflop de un filtrado de textura, lee esto.

La semana pasada, Rich Leadbetter de Digital Foundry viajó hasta el campus de Microsoft en Redmond para ver en profundidad la tecnología que se esconde en la nueva consola Xbox, con el nombre en clave Project Scorpio. Podéis encontrar en este artículo un informe detallado, junto con un artículo sobre cómo la consola manejará la retrocompatibilidad.

Pero si no sois precisamente unos entendidos en esto de la tecnología, es posible que os estéis preguntando qué significan todas esas cifras y toda esa tecnoverborrea. No os preocupéis: hemos pensado en vosotros.

¿Cómo se llama? ¿Cuándo sale a la venta? ¿Qué aspecto tiene? ¿Cuánto costará?

Una de dos: o no nos dijeron nada, o no os lo podemos decir. Esto era un anuncio de las especificaciones. Damos por hecho que se guardan esos detalles para el E3. Pero tenemos buen material también aquí, de verdad.

¡Va, danos una pista!

El aspecto de la consola te sorprenderá gratamente. En cuanto al precio, Microsoft no nos ha dicho absolutamente nada - pero teniendo en cuenta lo que va a incluir, no va a ser barata. Nuestra apuesta, y tan solo es una apuesta, es 499 dólares, el mismo precio de lanzamiento que la Xbox One original.

Vale, ¿qué es lo que habéis descubierto?

Microsoft nos ha hablado en profundidad de las especificaciones técnicas de la máquina. El procesador central (CPU) tiene ocho núcleos personlizados x86 a 2,3GHz. El procesador gráfico (GPU) tiene 40 unidades de computación personalizadas a 1172MHz - una velocidad de reloj muy alta para una consola - y alcanza esos seis teraflops que tanto comentó Microsoft. Tiene 12GB de RAM GDDR5, con un ancho de banda de memoria de 326GB/s. También un disco duro más rápido de 1TB y 2,5", y un lector Blu-ray UHD. Como Xbox One S, la fuente de alimentación está integrada, así que no tendrás que tener un ladrillo colgando por ahí. En cuanto a los puertos de entrada y salida, son idénticos a los de Xbox One S (sin puerto para Kinect, pero con HDMI de entrada).

No he pillado nada.

Vale, a ver, la CPU es un 30 por ciento más rápida que la de Xbox One. La GPU será 4,6 veces más potente que la de Xbox One. Lo que importa, no obstante, es la cantidad de memoria rápida que está disponible. Incluso con los 4GB reservados para el sistema, los juegos tienen 8GB con los que jugar, un cambio respecto a los 5GB, mucho más lentos, de memoria de Xbox One. Es se traduce en un streaming de calidad altísima para los assets, lo que ayudará mucho para esas resoluciones 4K ultra HD a las que apunta Microsoft.

¿Pero entonces es tan potente como dijeron que iba a ser? ¿Tan potente como todos esperábamos?

Pues bastante, sí. Algunos esperaban ver tecnología next-gen en la CPU, pero eso nunca fue probable, teniendo en cuenta que Microsoft exigió compatibilidad con todos los juegos de Xbox One. Respecto a la CPU, lo que tenemos es una evolución más modesta de la unidad de Xbox One. Pero la GPU es una bestia. Es muy, muy rápida.

¿Más potente que PlayStation 4 Pro?

Sí. La máquina de Sony es inteligente y produce grandes resultados en las manos adecuadas - y como siempre, la calidad del resultado final depende de lo bien que funcione el software, no de las cifras. Pero si nos centramos en ellas, Scorpio supera sin problemas a PS4 Pro. Será sin duda más cara, también. Es una máquina de especificaciones más altas en todos los sentidos, incluso el lector de disco que lee el nuevo formato Blu-ray UHD. Microsoft usa la palabra "premium", y ya sabes lo que eso significa: $$$:

¿Visteis algún juego funcionando en ella?

Sí. Bueno, una demo técnica de Forza, con una prueba de estrés basada en el motor de Forza Motorsport 6, corriendo con la cantidad máxima de coches en un circuito con climatología dinámica y todas las florituras activadas.

¿Y qué tal?

Brutal. Con la misma configuración gráfica que en Xbox One, la demo corría a resolución full 4K y a unos perfectos 60 frames por segundo. Xbox One usa un 90 por ciento de la potencia para hacer eso con una resolución HD estándar de 1080p. Scorpio solo estaba usando un 60-70 por ciento de sus recursos con esta demo. Luego la configuración gráfica se aumentó hasta el equivalente ultra de PC de Forza Motorsport Apex, y Scorpio seguía moviéndola sin esfuerzo.

Y eso significa...

Scorpio, potencialmente, tiene suficiente potencia no solo para hacer funcionar los juegos de Xbox One a resolución 4K y al mismo frame-rate, sino también para mejorar el aspecto gráfico, para lograr frame-rates más estables y para mucho más.

¿Y dónde está la trampa?

Microsoft no eligió la demo con el motor de Forza por accidente. Es uno de los motores mejor optimizados y con el mejor rendimiento que hay. Los resultados en otros motores pueden variar, y sin duda lo harán.

Pues yo no tengo una tele 4K, y dudo que me vaya a comprar una a corto plazo. ¿Por qué debería importarme?

Microsoft se ha comprometido (a diferencia de PS4 Pro) a que estén disponibles todos los modos de mejora para los juegos independientemente de la pantalla a la que esté conectada Scorpio. De modo que incluso en una televisión normal de 1080p, podrás elegir modos de rendimiento que harán que el juego funcione mejor, o modos de resolución que harán un "supersample" de la imagen 4K para adaptarla a 1080p, lo que debería ofrecerte una imagen de calidad muy alta. Básicamente, una imagen perfectamente suave y muy bonita. Es como tener la solución anti-aliasing definitiva.

Guía de Pokémon Sol y Luna Todo lo que debes saber. Guía de Pokémon Sol y Luna

Mmm, quizá...

Vale, qué tal suena esto: todos los juegos de Xbox One funcionarán mejor en Scorpio, reciban un parche para los modos de mejora o no. En lugar de hacerlos funcionar por emulación, usarán toda la potencia de Scorpio, lo que en la mayoría de casos debería traducirse en: frame-rates más estables que alcanzarán su objetivo con más frecuencia; ausencia de screen tearing; la resolución máxima posible en todo momento; texturas más bonitas y tiempos de carga más rápidos, gracias al disco duro mejorado y a los 3GB restantes de memoria RAM.

Pues suena bien. ¿Y qué pasa con la retrocompatibilidad con los juegos de 360? ¿Hay alguna ventaja ahí?

Sí, las mismas que acabamos de comentar. Y hay que apuntar que nada de esto ha sido tarea fácil para los ingenieros de Microsoft. Existe un compromiso impresionante para que la mayor cantidad de juegos funcionen en Scorpio como nunca antes has visto.

Bueno, ¿y vosotros qué opináis?

Dejando claro que solo hemos podido ver una demo corriendo en la máquina - y por enésima vez, el software lo es todo - estamos muy impresionados. La ingeniería que hay dentro de la máquina es una preciosidad, hasta el sistema de refrigeración con una cámara de vapor que mantendrá el monstruoso procesador gráfico a la temperatura adecuada. Es un salto considerable respecto a Xbox One, Kinect y TVTVTV. Nos recuerda a la Xbox original y a Xbox 360 - es Microsoft invirtiendo todos sus recursos de ingeniería para crear la mejor consola posible. Xbox ha vuelto.

Traducción por Borja Pavón.

Comentarios (6)

Crea una cuenta

O