Pokémon HeartGold & SoulSilver

Las entregas definitivas de la saga.

Pokémon HeartGold y SoulSilver son dos nuevas entregas dentro de la saga principal de Pokémon, pero para ser más exactos deberíamos decir que son reediciones de los míticos Oro y Plata lanzados en Game Boy allá por 2001. A pesar de su antigüedad, aún hoy son considerados por muchos aficionados de la franquicia como los mejores, incluso por encima de los más completos Rubí/Zafiro y Diamante/Perla. Pero, ahora bien, con la salida hace un año de Platino, que mejoraba todo lo antes visto e incluía nuevas funciones, ¿ofrecen algo novedoso estos títulos que puedan justificar su aparición? Y si lo ofrecen ¿Es suficiente?

Empezando por la historia podemos decir que guarda bastante fidelidad respecto al título original; pero haciendo una observación más detallada nos damos cuenta de que, en el fondo, la trama es un elemento que se ha mantenido inalterable desde la primera entrega: un niño que realiza un viaje, un profesor que quiere desentrañar los misterios de los Pokémon, un grupo de malhechores que planea dominar el mundo...

Todos estos puntos los presentan todos los juegos de la saga, y al ser una reedición de Oro y Plata, aparecen en este título. La sensación de estar jugando a lo mismo se hace patente, e incluso podemos adivinar lo que va a pasar aunque no hayamos jugado a los originales. Los pequeños detalles que los diferencian podemos obviarlos: algunos matices en la trama, la localización y los Pokémon legendarios que presentan, etc.

1

El apartado técnico es muy similar al de Platino, aunque hay algunas zonas que se ven más bonitas en este título... ¡Ey, nuestro Pokémon nos acompañará!

Como en los originales, esta vez el jugador podrá conseguir hasta 16 medallas, en vez de las 8 habituales de los otros títulos de la saga principal. Además, también estará disponible el Frente de Batalla, que es idéntico al de Pokémon Platino y que cuenta con numerosos desafíos que alargan mucho más la ya de por si enorme vida útil del juego.

Técnicamente el juego es muy similar a Platino, aunque sí que se aprecia una ligera mejora respecto al anterior título: vista cenital, en el centro nuestro personaje y gráficos pseudo-3D. Lo cierto es que no hace falta mucho más. Las batallas son como siempre, con sprites muy detallados de los Pokémon y animaciones para los movimientos, que pueden ser eliminadas para que todo vaya más rápido. En este sentido, solamente han cambiado algunos sprites con respecto a Platino. Las melodías son versiones de las originales que aparecían en Game Boy, acompañan bastante bien sin hacerse demasiado pesadas.

2

¿Por qué no cambian el sonidillo retro de algunos Pokémon? Queda extraño, comparándolos con los mejorados gritos de las nuevas especies.

En HeartGold y SoulSilver podemos capturar casi todos los pokémon que existen por ahora (493 para ser exactos), pero hay algunos que se distribuyen por eventos especiales y otros para los que necesitamos tener las ediciones anteriores para obtenerlos. A pesar de este punto negativo, la gran variedad de pokémons disponibles permiten al jugador elaborar un sinfín de equipos y estrategias.

Nuevamente en esta edición cada especie tiene unas características que la diferencian del resto, y a su vez los individuos de cada especie son ligeramente distintos entre sí, haciendo cada ejemplar único. Esto es algo que hace de Pokémon un juego realmente profundo, ya que no sólo se trata en subir niveles, sino que también cobra importancia la forma como lo hacemos, ya que es algo que influye en los parámetros de los pokémon.

Comentarios (3)

Ya no se pueden publicar más comentarios. ¡Gracias por tu aportación!