Phantasy Star Portable 2

La llama de Dreamcast sigue viva.

Hace ya unos años el Sonic Team decidió darle un lavado de cara a una de las franquicias estrella de SEGA, Phantasy Star. Entonces, embarcados en aquella estrategia de "up to six billion players" idearon un juego de rol multijugador "masivo" y en línea para consola que resultó ser una agradable sorpresa para Dreamcast y un título pionero en esto de los RPG-online para consola.

A partir de entonces su paso por varias consolas ha corrido suertes desiguales. La primera parte para PSP causó furor en tierras niponas, y esto ha sido suficiente para intentarlo de nuevo con un título lejano a los orígenes de la saga en Megadrive y más cercano a aquello que ideó el Sonic Team hace más de 10 años, aunque la programación corre a cargo de Alfa System, que repiten con la franquicia de SEGA.

Phantasy Star y su universo es en esencia un action-RPG en tres dimensiones. Estamos acostumbrados a diseños y gráficos en dos dimensiones y posibilidades de evolucionar a los personajes más bien escasas –aunque hay excepciones–; por ello Phantasy Star rompe con esta tendencia ofreciendo una caracterización mucha más rica pero también una experiencia más lenta, todo lo contrario a lo que como norma habitual es característico del género.

Eso se nota desde el principio, cada vez la saga es más japonesa y en esta ocasión nos reciben secuencias generadas por ordenador donde los protagonistas podrían pasar por personajes de manga de alguna serie actual. Los prolegómenos son a base de pesadas introducciones donde es necesario conocer cada uno de los movimientos –tanto defensivos como ofensivos– así como los elementos del equipo más importantes. Muchos consejos, nada revelador pero absolutamente necesario porque, como ya dije antes, la caracterización del personaje, su apariencia, su evolución, la cantidad de variantes de combate y los diferentes caminos sobre las que puede progresar el personaje.

Y además llevarlo a Internet para continuar con las mejoras y combatir en compañía en alguna de las misiones en las que está dividido el juego. Porque en eso no ha cambiado, empezamos con un equipo pequeño, llegamos a una nave –que además es el punto de lanzadera online– y allí, tras una intensa instrucción, empezamos a recibir misiones que en parte forjan la historia principal –y no podremos rechazarlas– y en parte se nos plantearán como alternativa para aumentar nuestra experiencia o nuestros objetos personales. Ese conjunto de misiones son inicialmente para el modo "un jugador", pero el modo masivo también tiene una interesante oferta, y son las que permiten proyectar una clase u otra de guerrero ganando experiencia o ítems.

Hasta aquí todo es muy parecido a algunos otros MMORPG y mínimamente exigible para captar la atención del usuario. Entonces, ¿qué tiene Phantasy Star como elemento diferenciador? Pues aparte de un interesante modo online un sistema de juego basado en ese entorno tridimensional que, este sí, no es nada habitual entre los RPG. Es muy importante escoger para cualquier misión a nuestros acompañantes, para balancear el equipo y contar con diferentes tipos de ataques y magias. Algunos van mejor en el cuerpo a cuerpo, otros son potencialmente insuperables en la distancia y algunos son efectivos recuperadores de nuestra energía.

Comentarios

Ya no se pueden publicar más comentarios. ¡Gracias por tu aportación!