Mini Ninjas

Pequeños pero matones.

Siempre es interesante ver, como en otras muchas ocasiones, desarrolladores que creémos especialistas en un género determinado se encuentran enfrascados en un título totalmente distinto a lo que mejor saben hacer. Mini Ninjas viene fuertemente custodiado por Kane & Lynch y Hitman, anteriores creaciones de IO Interactive, en una apuesta directa por la jugabilidad, bañada por unos gráficos simpaticones que particularmente me recuerdan a Mystical Ninja, salvando —obviamente— las distancias.

Mini Ninjas viene bajo un envoltorio que a priori nos puede parecer de lo más infantil —y de hecho, es un juego para los más peques— aunque a medida que avanzamos se destapa con una potente jugabilidad a prueba de los más grandotes. No obstante, mientras le echaba el guante, anduve deambulando de aquí para allá sin aparentemente dar pie con bola entre tanto animalillo y ninja, hasta que llegó el momento que Mini Ninjas me plantó cara. Y vaya si me picó.

En esta simpática aventura nos ponemos en la piel de Hiro, Futo y Suzume, dos pequeños ninjas y un gigantón enviados por el Maestro Ninja para detener los planes del Samurai Malvado, que ha convertido a los más adorables animalillos en temibles samurais en su cruzada para dominar el mundo. Ya de entrada podemos cambiar entre los tres personajes con tan solo pulsar un botón, y de este modo combinar las diferentes cualidades y ataques que cada uno nos ofrece. Para empezar, Hiro se presenta como el más equilibrado de los tres, con la particularidad de que podremos, mediante la magia Kuji, poseer el cuerpo de cualquier animal que haya en escena, desde inofensivos gatitos hasta temibles osos. Una vez recibamos un impacto, volveremos a nuestra forma natural.

1

Los enemigos tienen un look cartoon muy inspirado en los dibujos tradicionales japoneses.

La magia Kuji confiere a nuestro equipo de Mini Ninjas una serie de habilidades y poderes que iremos desbloqueando conforme avancemos. Entre las que encontramos 'de serie' podemos destacar el ataque aereo al más puro estilo Matrix -saltamos mientras el tiempo se ralentiza, seleccionamos dos objetivos y lanzamos el ataque- y la bola de fuego, ambas pertenecientes al repertorio de Hiro. Suzume, la fémina, es toda una artista del sigilo: tocando su flauta hará a los enemigos entrar en trance y podremos avanzar sin que éstos nos vean. Por otra parte, Futo es el menos Mini de los tres ninjas, confiriéndole esto una fuerza que le permitirá enfrentarse a aquellos que nos ventilan silbando con Hiro o Suzume. En esta versión casi final el hud de selección de ninja mostraba tres 'slots' vacíos que muy probablemente serán ocupados por nuevas incorporaciones a medida que vayamos avanzando.

Hasta donde pudimos ver, el desarrollo de la aventura pasa por limpiar los diferentes niveles de pequeños samurais mientras cumplimos una serie de objetivos que nos obligan a recolectar diferentes ítems. El secreto está en poder cambiar de ninja en cualquier momento, lo cual nos permite afrontar las situaciones más enrevesadas desde diferentes enfoques, al mismo tiempo que le confiere un divertido toque puzzle. Los diferentes ataques que nos brindan cada uno de los ninjas deben ser usados convenientemente para salir airosos de algunas de las batallas —normalmente con acercarnos a ellos e inflarlos a palos es suficiente— por poner un ejemplo, samurais que no se encuentran a nuestro alcance y tengamos que 'bajarles los humos' combinando shurikens, para aturdirlos, y después rematarles con una bola de fuego.

2

Como veis nos podremos transformar, gracias a la magia, en temibles animales como osos... o en inocentes gatitos.

El primer enemigo final está muy bien resuelto mediante QTE's (es decir, escenas en las que se nos requiere que pulsemos varios botones en el momento adecuado). El combate se desarrolla en el interior de un castillo japonés de varios niveles, donde deberemos juguetear con el mastodonte de turno hasta que nos ataque con su espada. Si lo hacemos bien, su espada se quedará clavada en una de las columnas y, escalando a traves de ella, podremos asestarle hasta tres golpes en la cara, mediante la combinación que nos propondrá la máquina a medida que subimos por su cuerpo.

Y, como decía al principio, me picó. Tras acabar con el enemigo final —final de esta demo— me volví de cabeza a la primera fase, la misma por la que me pasé deambulando un buen rato, esta vez combinando entre uno y otro ninja y haciendo uso de las diferentes magias... y, lógicamente, es otro juego. Ahora sólo nos queda esperar un mes hasta que aterrice en las tiendas y podamos comprobar lo grandes que son estos Mini Ninjas.

Mini Ninjas sale el 11 de septiembre para PlayStation 3, PC, Wii, Nintendo DS y Xbox 360.

Comentarios (2)

Ya no se pueden publicar más comentarios. ¡Gracias por tu aportación!