LEGO Star Wars III: The Clone Wars

Épica y muñequitos.

La franquicia LEGO Star Wars lleva ya unos cuantos años dando alegrías a los seguidores de la saga de George Lucas. A lo tonto, los dos títulos anteriores, centrados en las tres películas originales y en las tres precuelas, se han convertido en los juegos que mejor trasladan las aventuras vividas en las salas de cine a la consola y el ordenador. Y siempre con el simpático e inocentón sentido del humor de los muñequitos de fondo: sólo así se explican los vídeos de Anakin Skywalker haciendo un castillo de arena entre misión y misión y el homenaje que se hace a Tetris con los bloques de LEGO.

Seis años después de que se lanzara el primer título de la serie llega a nuestras pantallas LEGO Star Wars III: The Clone Wars, el primer título centrado en las Guerras Clon y en las dos primeras temporadas de la serie de animación que la factoría Lucas ha puesto en en marcha. Y lo cierto es que pocas cosas han cambiado en el planteamiento de este título con respecto a las anteriores entregas.

El juego arranca al final de la segunda película, con Obi Wan, Anakin y Amidala capturados. Los tres personajes deberán colaborar entre ellos para liberarse y es a partir de ese momento donde el título enlaza con la serie de animación, dando buena cuenta de lo que acontece en el conflicto bélico. Es una primera fase que bien puede resumir algunas de las constantes del juego: la cooperación entre los distintos personajes, ya juegues solo o acompañado, la acción frenética y la resolución de pequeños puzzles.

2

Después de este pequeño prólogo nos encontramos ya en el centro de mando de la nave, desde la que accederemos a las distintas misiones que conforman el modo Historia, compuesto por tres arcos argumentales, con seis niveles cada uno, y un epílogo final. La duración de este modo es de poco más de diez horas pero apenas completas un 37% del juego cuando lo acabas. Y es que la verdadera razón de ser de los títulos de LEGO sigue estando en la recolección de objetos y en la búsqueda de los secretos que escogen sus líneas de código. No en vano, ya en las primeras fases te encontrarás con elementos ocultos a los que no podrás acceder hasta que desbloquees el modo Libre y regreses al nivel con personajes que obtendrás a medida que avances en la aventura.

En lo que a la jugabilidad se refiere, lo primero que podemos decir de LEGO Star Wars III: The Clone Wars es que nos encontramos con el juego más variado y equilibrado de la franquicia. Cada fase nos propone situaciones muy distintas que deberemos afrontar de diversas maneras. Lógicamente, la acción tipo arcade sigue siendo el elemento central de un título que, en esta ocasión, ha llevado la parte más plataformera de las anteriores entregas a un segundo plano. En estas fases, deberemos ir aniquilando a todo bicho viviente, destrozando todo lo que encontremos a nuestro paso y resolviendo pequeños puzzles usando la fuerza de los jedis y las habilidades de los soldados. Sólo de esta forma tendremos acceso a ciertos items y acumularemos puntos que, después, podremos intercambiar por nuevos personajes.

Comentarios (3)

Ya no se pueden publicar más comentarios. ¡Gracias por tu aportación!